Si te acabas de independizar y justo ahora terminas de entender cómo va la lavadora, tranquilo, aún estás a tiempo de aprender unos cuantos trucos para que no la pifies demasiado con tu ropa. Es normal que de primeras no sepas que los blancos y los negros se lavan solos. Qué hay piezas de ropa que no pueden lavarse a muy alta temperatura y que hay algunas que no pueden secarse a la secadora. Pero ¿Y de la frecuencia en que deberías de lavar las diferentes piezas de ropa? ¿Alguien te ha informado sobre ello? Nosotros nos acabamos de enterar, así que estate atento de las recomendaciones que harán que tu economía no se vaya al traste teniendo que comprar más ropa de la que deberías.

Hoy os informaremos sobre 9 prendas que no lavamos del todo bien. Esas prendas que lavamos demasiado y de esas que lavamos muy poco. ¿Preparado para descubrir estos trucos? A continuación:

Leggins vs Jeans

El lavado frecuente decolora la prenda y deforma la mezclilla. Las altas temperaturas contribuyen a la contracción, por lo que tus jeans no quedarán como los compraste. Un consejo del director de Levi’s es que nunca laves tus pantalones tejanos a la lavadora. Estas prendas se hicieron para los vaqueros y estos no se preocupaban demasiado de la limpieza. En cambio, los leggins, al ser un tipo de ropa ajustada, absorbe más el sudor.

Sujetador deportivo vs sujetador normal

Es importante lavar después de cada uso el sujetador deportivo ya que sudas mucho más que con el sujetador normal. Muchas mujeres dicen que lavan sus sujetadores normales cada dos semanas.

Alfombrilla de baño vs toalla

Las toallas deben de cambiarse después de 3-4 usos. Y para reducir la cantidad de lavados hasta 1 vez en 2 semanas, puedes usar 2 toallas para que cada una se seque bien. Las alfombrillas, se ensucian mucho más de lo que la gente piensa. El tejido húmedo y estar en una habitación cálida y oscura es el sitio ideal para que crezcan bacterias y moho. Este tipo de alfombrilla es necesario lavarse cada semana.

Gorras vs gorros

Si no usas el mismo gorro durante el invierno, es suficiente si lo lavas cada 2 meses. Las gorras, deben lavarse 2 veces por temporada de verano a mano fría para no dañar la visera.





Funda de almohada vs sábana

El polvo acumulado en la ropa de cama contiene virus, esporas, bacterias y otros microorganismos dañinos. Su inhalación constante es dañina por el riesgo de reacciones alérgicas, dificultad para respirar e irritación de la nariz. Para eso, es importante lavar la ropa de cama cada 10 días. En cambio, las fundas de almohadas deben cambiarse con especial atención ya que deben cambiarse mucho más frecuentemente.

Manta vs colcha

Si sueles lavar la colcha en la lavadora, deberías dejar de hacerlo. Este deberá de lavarse cada dos meses. En cuanto a las mantas, al tener más contacto con la piel, deben lavarse cada mes.

Chaqueta vs abrigo

Las chaquetas deben lavarse no más de una vez cada tres meses en agua fría. En cambio, el abrigo no hace falta lavarse frecuentemente. Y es que la mayoría de abrigos no se pueden lavar

¿Te han servido estos trucos? ¿Conoces algún otro truco que se nos haya pasado? Cuéntanoslo todo en los comentarios.





Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Genial.