Los restaurantes, por lo general, siempre procuran que el cliente esté contento. Si consiguen este objetivo, lo más probable es que repitan… y, si siguen haciéndolo bien, acabarán por tener una buena reputación y tu local será un éxito. Lo malo de esto es que hay gente que intenta hacerlo de una forma algo extravagante o ficticia y, para ello, se vale de algunas ‘técnicas oscuras’.

Hoy, os traemos unas cuantas fotos de restaurantes que, en su obsesión por innovar y gustar a los clientes, acabaron por hacer auténticas barbaridades:

1Para amantes de los sombreros

En este restaurante tienen un concepto muy extraño de la ‘elegancia’… y es que el pan te lo sirven dentro de una boina… para gustos…

2Sobre la marcha

En este restaurante sirven las croquetas metidas dentro de unas bambas… solo espero que estén bien lavadas.

3Comida japonesa con estilo

‘Sushi servido en pala de enterrador’ será la tendencia en restaurantes japoneses para el año que viene.

4Guacamole a la roca

Es, probablemente, la forma menos práctica que existe de comer cualquier cualquier cosa.





5Las bailarinas

Jamón y flamenco; este plato junta los dos pilares de la cultura española en un solo plato.

6Tacos al cajón

La gracia de esto es que sientas que te estás comiendo un calcetin… algo muy íntimo y privado.

7El queso para las ratas

Para hacer la broma, en este restaurante te sirven el queso en una trampa para ratones… no sabes si reír o llorar.

8Piénsalo bien:





Si quieres aderezar la ensalada… ¿cómo lo haces?

9La combinación imposible

El bocadillo está servido en un plato sopero y el plato de abajo está lleno de queso fundido con algo que imita un velero. Lo cierto es que hay que tener mucha imaginación (y mal gusto) para hacer esto.

10Bar de bicicletas

Lo único bueno es que puedes decir que la cena ‘va sobre ruedas’.

11Una cerveza para refrescarse el gaznate

Para qué utilizar una jarra de cerveza si puedes utilizar una pecera.

12El bocadillo colgado



En este restaurante, por algún motivo que se nos escapa, lo sirven así… y lo cierto es que da más miedo que otra cosa.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas particulares formas de servir la comida? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.