Por lo general, pensamos que nuestro cerebro es una suerte de ‘máquina perfecta’. Creemos que es un órgano incapaz de equivocarse y que, si la liamos, es porque no lo estamos utilizando bien… pero esto no es del todo correcto. Lo cierto es que tiene vulnerabilidades y, en ocasiones, imágenes supertontas y simples, consiguen que el córtex se nos convierta en papilla.

Para que lo podáis comprobar en vuestras propias carnes, hoy os hemos traído unos cuantos ejemplos:

1Los de Pixar, en realidad, no tienen tanta imaginación

Plagiaron la vida de este coche y así se le ha quedado la cara al ver que no recibía ni un céntimo.

2Vomitar la ropa

Esto es lo que pasa cuando metes la ropa muy sucia a la lavadora… ni ella misma puede aguantarlo.

3Te pensarás dos veces antes de ser vegetariano

Para que luego digan que los vegetales no tienen sentimientos.

4Aquí tienes dos opciones:

O asumes que, simplemente, es un trozo de piedra, o bien le pasas la lengua por encima… cosas más raras se han visto.





5¿Cómo te atreves?

Hay que ser un verdadero sádico para hacer algo así… peor que en una película de Saw.

6Disfrutar de la buena música

Donde tú ves un alargador de corriente, yo veo a un pequeño robot pasándoselo muy, pero que muy bien.

7Máximo sufrimiento

Insistimos: eso de ser vegetarianos no es tan bueno como nos lo han vendido.

8Una dama muy ardiente





Duró muy poco tiempo, pero su belleza fue más que palpable.

9La hoja samurai

El otoño está lleno de cosas muy peligrosas…

102×1

Por el precio de un pato, te llevas también un pequeño husky siberiano… ¿no es maravilloso?

11Viajar en el futuro

De aquí unos pocos años, esta puede ser una imagen bastante habitual en nuestro transporte público.

12Un híbrido



Este espécimen puede enfadar a los carnívoros y a los vegetarianos por igual.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguna que os haya hecho petar la cabeza? Dejádnoslo en los comentario. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.