La suerte es un factor determinante para tener o no un buen día. Hay personas que la poseen y solo les hace falta salir de casa para que se escondan las nubes y salga el sol. Que haga el calor justo para la chaqueta que has escogido para ese día, que el metro te llegue justo al poner un pie en el andén y que encuentres un sitio para sentarte estando el vagón a rebosar. Pero para eso, siempre tiene que haber el lado opuesto: esa persona que sale a la calle y pisa un excremento de perro, que empiece a llover, que tenga que esperar otro metro porque el suyo está abarrotado y una señora le ha dado con el paraguas en toda la pierna y a la que está llegando a la oficina, va y se da cuenta de que va en pijama.

Hoy os enseñaremos la segunda clase de personas: las que tienen pura mala suerte. Esas personas que se merecen la máxima visibilidad y comprensión. ¿Preparados para empatizar al máximo? A continuación:

1El equipo lo es todo

En esta imagen se puede ver cómo este chico se sacrifica por el equipo: no deja pasar ni un balón a la portería, y lo hace con su cara si hace falta.

2El engaño máximo

Esta empresa de lasañas se ha pasado de la raya: después de pasar un día horroroso llega a casa con la ilusión de comerse una lasaña y se encuentra esta bazofia.

3Paquetes mixtos

Amazon se le ocurrió empezar a ahorrar con las cajas y compartirlas para el mismo destinatario: pero en este caso, mejor no innovar… Han embadurnado las pesas de pasta de dientes

4El peor día de su vida

Después de llegar en pijama al trabajo, va y algún hombre molesto con la vida se le ha caído todas las botellas de vino del supermercado.




5No se le dan bien las matemáticas

A esta persona se le dan mal las matemáticas y el recorrido de las parábolas. Así que adiós ojo…

6Cómo arruinar un coche BMW

Esta chica tenía la suerte de su lado: era un día soleado, con los pájaros cantando… pero de repente, los rayos de sol eran tan penetrantes que le hizo desviar la ruta del GPS. Destino: la cuneta.

7Jugar es nuestro lema




A esta gente no le importa jugar con agua… Piensan que hacen más esfuerzo, y por lo tanto, más ejercicio.

8¿Hacía falta provocar un incendio ahí?

Hay muchos sitios donde tu coche se podría incendiar, pero chicos, una gasolinera no es el mejor lugar para que se incendie el coche.

9Llegar tarde es lo peor

Tener prisas y tener que dejar la bolsa y el periódico en el metro es una mala señal. No podemos imaginarnos cómo debió salir del vagón.

10Poner la bandeja de plástico en el horno…




No es buena idea.

11Bocabajo se ve mejor el paisaje

Y sino, que se lo pregunten al guiri este que se puso así para contemplar las buenas vistas.

¿Has flipado con estos personajes? ¿Conoces algún amigo que tenga siempre un mal día? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).




Fuente: Difundir.