Hay una frase repetida mil veces por la cultura popular que, hoy, debemos tener más presente que nunca: «quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón»… y es que, lo que veréis en el vídeo que os traemos hoy, podría definirse como ‘justicia poética completamente surrealista’.

El protagonista de nuestra historia de hoy podría ser, perfectamente, un ninja… y es que cuando, en medio de un atraco, te deslizas con sigilo y agilidad cual fluido, y robas al ladrón que, en ese momento, está robando la tienda en la que te encuentras, es que estás hecho de otra pasta.

Aquí os dejamos el momento:

Todo ocurrió en un supermercado en la ciudad de Johannesburgo, Sudáfrica. Las cámaras de seguridad grabaron lo que era un atraco a mano armada que, con muchos matices, podría considerarse ‘normal’ (teniendo en cuenta cómo son los atracos, claro).

El ladrón está robando todo lo que hay dentro de la caja registradora del local, de la cadena Shoprite Usave. Mientras el criminal está metiendo los billetes en una bolsa, algunos de estos caen al suelo y, por detrás, el ninja repta para hacerse con ellos.

Al principio del vídeo, parece que el hombre va a reducir al ladrón pero, a medida que se acerca y empieza a pillar los billetes, vemos que sus intenciones son de lo más ‘egoístas’.




Las autoridades sudafricanas no tienen claro si buscar a uno o dos ladrones, ya que las imágenes vistas en el vídeo levantan muchas dudas respecto a si, el segundo hombre, el hombre-serpiente, también es considerado un ladrón.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta situación? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La Guía del Varón.