El Pequeño Nicolás está dando mucho de que hablar últimamente. Hace poco más de una semana, fue detenido por la Policía después de, presuntamente, agredir con un arma blanca al empleado de un restaurante en el que se vio inmerso en una pelea. Este asunto todavía está por resolverse y, como veréis a continuación, más le valdría a Nicolás esperarse a resolver sus otros asuntos legales, antes de meterse en nuevos.

Y es que hoy nos hemos enterado de la cantidad de años de prisión a los que se enfrenta el Pequeño Nicolás… y lo cierto es que no son pocos.

A partir de la primavera del año que viene, La Audiencia Provincial de Madrid tiene previsto comenzar a juzgar las piezas pendientes de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el ‘pequeño Nicolás’.

Si se suman las posibles penas, el total es de unos 27 años de cárcel por diversos motivos que van desde varios delitos de estafa, hasta integración en grupo criminal (si la gente pensaba que el juicio del Procés traería cola, esperaros a que se celebre este).

Los autos fueron dictados por el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, y que hacen referencia a que, en 2014, Francisco Nicolás, presuntamente, se habría hecho pasar por un asesor del Gobierno para estafar a un empresario, y habría creado una red para obtener datos confidenciales de la base de datos de la Policía.

Esta magistrada, según informa Europa Press, también habría remitido la pieza sobre la falsificación de su Documento Nacional de Identidad para que un amigo, al que presuntamente pagó 6.000 euros, le suplantara en un examen de Selectividad.

En este mismo juicio, la Fiscalía pide a Nicolás siete años de cárcel por delitos de usurpación de funciones públicas, falsedad documental y cohecho pasivo. Por el tema de la falsificación del D.N.I, el Ministerio Público solicita cuatro a los y medio más de prisión, cosa que vendría acompañada con una multa de unos 36.000 euros. Estos últimos hechos habrían tenido lugar, presuntamente, en 2012.




Lo cierto es que este último tema tiene mucha tela que cortar: según la información que maneja el Ministerio Público, Nicolás habría informado por un grupo de Whatsapp a los compañeros de clase que se presentaban ese día a la Selectividad de su plan para ‘no levantar sospechas’. Incluso, habría llegado a pasarles una foto del amigo que iba a suplantar su identidad para que ‘lo reconociesen y lo integrasen en el grupo’.

En esta trama, supuestamente, también se habría visto implicado el jefe de estudios de su instituto, ya que este habría puesto al tanto a Nicolás del profesor que los iba a acompañar al examen, a cambio de la promesa de conseguir trabajo a sus hijas y a la pareja de una de estas.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo este asunto? Dejádnoslo en los comentarios. 




Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Mundo Deportivo.