La vida está llena de obstáculos. Es verdad que, por lo general (y para no caer en victimismos), vivimos nuestra vida con bastante tranquilidad… pero, cuando menos te lo esperas, puede llegar una hostia de realidad que nos da en toda la cara. Lo importante, como con todas las cosas, es estar preparados. Y precisamente esto es lo que haremos hoy: prepararos para la dura realidad de nuestra existencia.

Hay cosas muy frustrantes y hoy pondremos a prueba vuestros nervios… ¿seréis capaces de llegar hasta el final?

1Hacer una trampa mortal

Hay personas que, cuando lavan el cuchillo, lo dejan así… ¿cuál es su objetivo? ¿Apuñalarnos de forma brutal?

2Ni siquiera le había dado un sorbo

Cuando tienes ganas de tirarte una noche de relax en tu cama mientras ves una película… y va y te pasa esto. No hay forma de salvar las sábanas.

3Los acababa de comprar por Internet

Y todos le llegaron usados.

4¿Estamos en Origen?

Es normal que, cuando llegue visita, se piense que el edificio se está viniendo abajo… pero nada más lejos de la verdad.




5¿Qué porcentaje de batería es ese?

Cosas así ponen de los nervios… y lo peor es que no lo puedes arreglar.

6Fijaos bien… ¿no hay nada extraño?

Justo en medio, puede verse la marca de una mano misteriosa… yo ya no quiero ni un trozo.

7Técnicamente, tiene los tres ingredientes…




También hay que decir, en su defensa, que la bolsa no especifica el porcentaje de cada uno de los ingredientes.

8Solo tenía que hacer una cosa…

Lo cierto es que, probablemente, solo se trata de un despiste… pero es el típico pequeño detalle que te pone de los nervios.

9Por ir con las prisas

Por eso, es mejor que todos nuestros pares de zapatos sean bastante diferentes… sino, puede pasar este tipo de cosas.

10¿En qué estaba pensando el que diseñó las ventanas?




Es la mejor forma de echar a perder todo el diseño del edificio.

11Tranquilo, no tengo prisa

Reza para que no te entre un apretón….

12Una tienda de segunda mano




Por si no había quedado claro con el rótulo de la entrada, es una tienda de productos usados… no una maldita guardería.




A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguna que os resulte particularmente irritante? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.