A principios de la década de los 2000, se puso de moda dejarse un flequillo planchado y ridículo que nos tapase un ojo; llevar calcetines largos rayados; ponernos sombra de ojos como si no hubiese un mañana y subir al Fotolog fotos como si estuviésemos siempre de mala hostia.

Fue una época bastante complicada… sobre todo para la gente que tenía que lidiar con nosotros en el día a día. Pero los tiempos han cambiado y, por suerte, muchos de esos ‘amos’ han evolucionado… hoy, os traemos los ejemplos que más nos han sorprendido. Con algunos alucinaréis:

1Los flequillos teñidos

Ya os avisamos que, des estos, veréis bastantes hoy.

2La vida da muchas vueltas

A principios de los 2000 eras el mayor admirador de Marilyn Manson y, en la actualidad, te pasas las tardes mirando patos en el lago de tu pueblo.

3Eras la diosa de la oscuridad

Por aquel entonces, te creías el ser más ‘oscuro’ del mundo. Hoy, simplemente, has madurado.

4La combinación definitiva: flequillo, piercings y cara de pato

Todo eso forma parte del pasado.

5De fan número 1 de Nirvana…





A servir en el ejército de tu país.

6Quién lo hubiese dicho…

En aquella época, si te preguntaban, no querías saber nada de ‘familia’ y mucho menos de ‘hijos’; esta es la ‘cruda’ realidad.

7¿Serán dos personas diferentes?

Lo cierto es que, viendo como han cambiado sus estilos, bien podrían serlo.

8Quemó todos sus tomos de Death Note

Y se alistó al cuerpo de bomberos. Ahora no solo apaga fuegos: también los crea con esos bíceps de infarto.





9Se nos ha caído la mandíbula hasta el suelo

Creo que es el cambio más radical que veremos hoy.

10La pareja de emos

Y ahora es la típica pareja mona de Instagram.

11Las fotos de su pasado son de difícil descripción…

Pero lo cierto es que, en su presente, el lavado de cara es bastante notorio.

12Antes odiaba cualquier tipo de autoridad…

Ahora, él se ha convertido en la autoridad.



A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Os sentís identificados con alguna? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La Guía del Varón.