Que Internet está lleno de engaños ya lo sabemos todos, y por eso, es tan fácil vender cosas embellecidas o exaltando más cualidades de las que realmente tienen. Vende una pizza pepperoni bien rellena de queso y de aceitunas y luego te llega una pasta rara de colores también extraños, con una sola rodaja de pepperoni y una aceituna dividida en cuatro para que parezcan más. Y es que esto no solo pasa con la comida, sino que con la ropa pasa igual, o peor. Compras un vestido verde estampado con flores y con escote normalito y te llega un color azul verdoso con estampado de aguacates y con un escote que te llega al ombligo.

Pues bien, hoy os enseñaremos un repertorio de fotografías que os dejarán tan indignados como a sus compradores. ¿Preparado para ver la desgracia personificada? A continuación:

Las botas menos parecidas de la historia

Estas dos botas no hay por donde cogerlas, y es que este señor quería unas botas para montarse en su Harley y fardar de cuero. Pues bien, seguro que solo podrá fardar de plástico.

Las piedras menos terapéuticas del mundo

Esta estafa es la más descarada de todas. Esta tienda vendía piedras terapéuticas para la espalda, y en lugar de ser fiel a su propuesta, pone un par de piedras mal puestas y mucho más pequeñas.

La bufanda menos caliente de todas

Esta bufanda la compró porque parecía calentar bastante, le llegó la real y la usó para limpiar las ventanas…

El perrito menos adorable de todos

Este perro no se parece en nada al que han dibujado. Sin duda es la peor reproducción de un peluche.




El soporte más inútil

Este soporte no se parece en nada al que esta persona compró. Parece que hayan arrancado un árbol y lo hubieran puesto tal cual.

¿Alicia?

De Alicia en el país de las maravillas a la mujer que friega la escalera del rellano.

Ni color, ni forma




Esta gente no acertó ni con el color del reloj ni con la forma de este. Es completamente diferente al dibujo de la caja.

Cuestión de tamaño

Estos espejos sí tienen la misma forma, pero solo le falta que sean del mismo tamaño. Más que nada porque sino no podrá verse ni el ojo entero.

No era una foto, era el libro real

Esta persona pensó que el libro era lo que estaba sujetando, no todo. Le llegó toda la imagen que había visto, y por eso se estuvo riendo 5 días seguidos.

Ni abierto, ni con muchos flecos




Aquí la gente vende lo que los sobra. Seguro que la tienda no vendía ese jersey y se lo intentó colar a la chica…

La cena más romántica de todas

Esta pareja escogió este pack para su luna de miel y salió todo mal… Aun así, se lo tomaron a risa y se lo acabaron pasando bien

¿Conocías estos engaños tan descarados? ¿Conoces algún amigo, hermano… pareja que haya sufrido una estafa así? Cuéntanoslo todo en los comentarios.




Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).




Fuente: Brightside.