Hay mucha gente que dice que ser padre es un maldito infierno; que más vale tirarse por un puente o dormir sobre una cama de clavos antes que criar a un bebé… pero esto puede que sea un poco exagerado (contra todo pronóstico). La paternidad y la maternidad son etapas complicadas… pero no imposibles.

Para ayudaros, hoy os traemos unos cuantos truquitos que, como mínimo, os servirán para sacarle algo de partido a este complejo momento de vuestras vidas. Espero que os sirvan:

Insistió muchísimo en comprarle la piscina al niño…

Y, poco después, su mujer descubrió para qué realmente la quería… y la verdad es que no podemos culparlo.

Los nuggets congelados

Hay muchas formas de descongelar este suculento plato… pero este puede que sea el más extraño que hayas visto en tu vida (sino es así, explícanos cuál es).

Echarse la tarde

Esta madre se pasó la tarde haciendo el abecedario con estas galletitas… es maravilloso a la vez que lamentable.

Los apaños

Le pidió a su padre que le arreglase el pantalón que se le había rasgado… y este es el ‘remedio’ que le dio.





Dejarse el sombrero

Tenía que hacer una excursión de varias horas bajo el sol… y va y se le olvida el sombrero. Por suerte, llevaba el portabebés en el coche, no hay mal que por bien no venga.

Ahorrando recursos

Para no ensuciar más cosas, este padre hizo los huevos en la misma plancha de los gofres… y lo cierto es que no deben de estar demasiado malos.

Combinando sus dos pasiones

Dormir a su bebé recién nacido y bajarse una botella de birra no tiene por qué ser incompatible… y este padre lo ha demostrado.

Echarse la tarde en el Ikea

Su padre estaba completamente agotado y, mientras buscaba los muebles para la nueva habitación de su hijo, se quedó ‘tieso’ en uno de los sofás de muestra.

Calentar la leche

Si estas en medio de la carretera sin nada más que tu coche… no pasa nada: puedes calentar la leche de tu hijo igual.

El peinado perfecto

A falta de peine… bueno es un tenedor de plástico. Lo importante es que tu hijo no vaya despeinado por la vida.

Aprovechando el baño de tu pequeño

Aprovechar el calor para descongelar la cena puede ser la mejor forma de aprovechar recursos.

Que no se pase de la raya



Eso de jugar con tu hijo y echarse una siesta no tiene porqué ser algo incompatible.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Conocéis algún truquito parecido? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥