Muchas personas están obsesionadas con que vivir en pareja es lo peor. Afirman que, si te vas a vivir con la persona que amas, tu felicidad y tu libertad se verán reducidas a mínimos… pero esto no tiene por qué ser así. De hecho, puede llegar a ser todo lo contrario.

Hay muchas ocasiones en las que, vivir en pareja es lo mejor que te puede pasar en la vida. La vida en solitario puede estar bien en términos de ‘libertad’… pero es que, el término ‘diversión’, también se debería tener en cuenta. Hoy, unos cuantos ejemplos de parejas que se lo pasan muy, pero que muy bien:

1¿Se tratará de una ninja?

En realidad, su mujer está baja de hierro en sangre y, por lo tanto, pasa más frío del que debería… pero, en su cabeza, ella es una mortífera ninja.

2Para él, es la mejor mujer que podría tener

Esto es lo que pasa cuando conoces de verdad a la otra persona.

3Su pareja la va a pillar

Ella le pilló un cable y, por la forma en la que cada uno lo guarda… creo que la van a pillar muy, pero que muy rápido.




4Pasarse así las tardes

Así lo pilló su pareja pasando la tarde…




5El mejor regalo que le podía hacer a su marido

Le regaló este traje de dinosaurio y ahora no se lo quita nunca. Esto es lo que se ve más allá de su ordenador.

6Aficionados hasta en los ‘últimos’ momentos

Tan solo 10 minutos antes de la boda, ella estaba ‘reventando’ a todos los amigos del novio en el Smash Bros.

7Su pareja lo tenía muy claro:



Parecía que acababa de dar a luz a un montón de animalitos.

8Su animal favorito

A su pareja le encantan los perezosos… y este fue el intento de él de complacerla el día de su cumpleaños… lo que cuenta es la intención, no?

9Cada uno tiene su lado de la mesa

Queda bastante claro cuál es el de él y cual el de ella… ¿no?

10Su juguete favorito




Su gatete no llegaba a la cuerda del ventilador, de la cual estaba completamente enamorado por algún extraño motivo (cosas de gatos, suponemos). Él, como si de un padre se tratase, lo ayudó a cumplir su sueño.

11Comerse solo lo que quiere comerse

Estaban viendo una película de terror… y esta fue la forma que encontró ella de poder comerse solo las partes del helado que tenían trocitos de caramelo.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas situaciones? ¿Os ha pasado algo así estando en pareja? Dejádnoslo en los comentarios. 



Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).




Fuente: Genial.