Vivimos en una sociedad en la que casi cualquier alimento que metemos en nuestra casa va directo a la nevera. Tenemos la mentalidad de que, ahí, las cosas se conservan mejor. Que la comida, en general, nos durará más… pero esto no es exactamente así. Hay muchos alimentos que sí requieren de nevera, pero muchos otros no.

¿Nunca os habéis preguntado cómo hacían nuestros abuelos para conservar las cosas si, a principios del siglo pasado, no existían las neveras? Hoy os traemos algunos alimentos que, bajo ningún concepto, deberíamos guardar en la nevera:

1Miel

Lo único que vas a conseguir si guardas la miel en la nevera es que esta se espese y se cristalice. La miel es natural y, en la naturaleza, que yo sepa, no hay neveras… ¿no?

2Plátanos

Por lo general, el frío lo que hace es retardar la maduración de las frutas… si no quieres tener que esperar un mes para comértelos, lo mejor es que los dejes fuera. En algunos aspectos, el frío y las bacterias de la nevera pueden ayudar a que la fruta se descomponga más rápido.

3Aguacates

Aquí la clave es no meterlos en la nevera hasta que estén bien maduros… sino, tardarán un montón. También es importante guárdalos enteros y no en rodajas o triturados, ya que se oxidarán con mayor facilidad.

4Pepinos

Para que no se estropeen o se pongan acuosos, lo mejor es dejarlos en temperatura ambiente.



5Café molido o en granos

El café, mientras esté en un lugar más seco, mejor. De lo contrario, lo que pasará es que absorberá todos los olores de la nevera.

6Cebollas

Eso de meterlas en la nevera, aparte de apestarte todo, hará que se pudran con mayor rapidez. Lo mejor es dejarlas fuera y en un ambiente seco.

7Patatas

Meterlas en una nevera lo que hará es que se pongan más blandas y pierdan sabor. También puede que se pongan más ásperas. Lo mejor es dejarlas en una bolsa de papel metidas en una despensa, lo más seca posible.

8Nueces

Es verdad que en la nevera pueden durar un poco más… pero lo cierto es que también pierden mucho sabor. Lo mejor es meterlas en una zona seca y hermética.

9Mangos

Lo mejor, como muchas frutas, es dejar que maduren a temperatura ambiente y luego, una vez maduros, meterlos en la nevera. Metidos en una bolsa de plástico, mejor.

10Chocolate

Cuida tu cacao. La nevera altera el sabor de casi todo lo que tiene en su interior… en el caso del chocolate, también puede afectar a su textura y color. ¿Lo mejor? Un lugar fresco y seco.

11Huevos

Es verdad que la mayoría de los frigoríficos traen hueveras integradas en la puerta… y esto no es bueno. En esa zona, se verán sometidos a muchos cambios de temperatura cada vez que abras la puerta. Lo mejor es dejarlos tapados en un ambiente seco y fresco.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos datos? ¿Caéis en muchos de estos errores? Dejádnoslo en los comentarios. 



Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Vozpopuli.