Hoy os traemos una de esas historias en las que tenemos que reírnos por no llorar. Ya sabéis que el mundo está lleno de imbéciles… el problema es cuando estos tienen que enseñar a nuestros hijos.

Francesca Easdon vivió una situación muy desagradable con la escuela de su hijo hace unos días y se encargó de explicarlo todo en su perfil de Facebook donde, en este momento, acumula ya más de 400 compartidos y miles de interacciones.

Oh Brother Reaction GIF by reactionseditor

«Quiero compartiros lo que pasó con Kyler y conmigo», empezaba la madre. «Hemos estado trabajando con Kyler en su comida, ¡es extremadamente exigente! He estado introduciendo nuevas opciones saludables en su almuerzo y he hablado de estos cambios con su escuela».

Pero la cosa se iba poniendo interesante: «Quiero que quede claro: siento que Kyler es absolutamente perfecto tal y como es, solo lo estoy ayudando a tomar decisiones más saludables a la hora de comer. En lugar de que su escuela sea un apoyo en este aspecto, estoy en absoluto shock por lo que ha pasado».

idiot facepalm GIF

«He enviado esta nota en la fiambrera de Kyler, pensando que lo haría sonreír a la hora del almuerzo, pero en lugar de eso, recibí esto a cambio de uno de los profesores», aseguraba.

En dicha nota, la madre escribía: «Por favor, dile que su madre lo quiere mucho y que está pensando en él»… pero la profesora, en lugar de hacer eso, le devolvió la nota a la madre con un añadido:

«Ponle a dieta y vete»… una situación completamente surrealista, para qué nos vamos a engañar.



«Estaba completamente enfadada e inmediatamente fui a la escuela. Me planté esta mañana en la escuela a primera hora a esperar al director. Me aseguró que este asunto está siendo investigado pero, a pesar de decirme eso, apenas si se mostraba arrepentido».

«La profesora en cuestión acabó confesando y fue despedida, pero lo cierto es que el centro no mostró ningún tipo de consideración con lo que había ocurrido», seguía.

face palm GIF

Y es que la madre, a pesar de ver que el colegio, de laguna forma, ponía solución a la situación, decidió que ese no era el centro en el que quería que su hijo se educase, por lo que lo cambió sin dudarlo.

También confiesa que, el nuevo centro, es más caro, pero que está dispuesta a hacer lo que tenga que hacer para alejar a su hijo de un centro que, según sus palabras, ‘no es seguro y no se preocupa por sus propios alumnos’.

facepalm GIF

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta situación? ¿Qué hubieseis hecho si fueseis la madre? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: 20 minutos.