Hay personas que tienden a tener un buen ánimo casi todos los días. Siempre están sonrientes y con ganas de comerse el mundo. Están allí para todo el que lo necesite y siempre dispuestos a echarte un cable. Pero es que incluso esta clase de personas tiene malos días. Días horribles en que desearían escupir a cualquiera que les saludara, ganas de pisar algún papel del suelo o incluso tocar algún banco recién pintado. Esos días son los que nos interesa, los que tienen esa gracia innata que si alguien fotografiara, seguro que los publicaría. Pues bien, ese alguien, somos nosotros.

Hoy os enseñaremos esos días en que te levantas con el pie izquierdo, más que el izquierdo, te levantas con la cara izquierda en el suelo. ¿Preparados para ver estas imágenes tan divertidas y a la vez frustrantes? A continuación:

1Sándwich etiquetado

Este sándwich te lo venden con etiqueta y todo. Nada, ya que nos comemos plástico con los peces del mar, no te viene de nada probarlo directamente.

2Hongos en la cera de pelo

Te levantas, mal, obviamente. Te duchas, te aclaras, te vistes y te vas a peinar; de repente, ves que tu cera tiene un hongo allí en medio.

3Fogata de San Juan

Ah no… que aún estamos a noviembre.

4Advertencia

No pongas dinero en un sobre, pasa esto…





5Las revisiones tienen peligro

A este chico le dijeron que podía ir a ver una tubería sin presión, pero se ve que sí que tenía presión…

6Araña atacando tu papel de baño

Estás en el baño y acabas de hacer lo que haces normalmente en el baño… vas a coger el papel y te encuentras con esto.. Solo hay dos opciones para salir de allí. ¿Cuál escogerías?

77000 dólares por un ataque de ansiedad

En América la sanidad es bastante diferente a España. Por un ataque de ansiedad te cobran casi 7000 dólares.

8Le falta un poco de pimienta





Creemos que esos huevos estarán un poco sosos… Sin duda les falta sal y, sobre todo, algo más de pimienta.

9¿Horno pequeño o pizza muy grande?

Creemos que esta persona tiene algunos fallos en lo que a visuopercepción se refiere.

10El garaje de mis padres on fire

Este garaje era muy feo y mi madre quiso borrarlo del mapa. En lugar de reconstruirlo, quiso quemarlo. Así, directamente.

11La presión

Esto es lo malo de llenar el maletero de equipaje hasta arriba…

12Sólo quería un baño relajante…



Este baño era lo que esperaba durante todo el día. Burbujas, agua calentita, música, velas… Y en lugar de eso, le espera una ducha calentita.

13Pagué por un asiento con ventana

Y me toca pared. Qué mala suerte…

¿Has flipado con estos malos días? ¿Conoces algún amigo que haya tenido un mal día? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.