En la actualidad, el photoshop es algo que está al alcance de casi todos los mortales. Nuestros dispositivos móviles; nuestras aplicaciones, tienen mil opciones para que retoquemos las fotos de la forma que queramos… más o menos. Es verdad que podemos ajustar algunos parámetros de la imagen de forma más o menos fácil y rápida, pero utilizar bien el photoshop es algo que requiere de algo más que de, simplemente, buena intención.

¿Qué es lo peor que te puede pasar si lo utilizas sin tener ni idea? Pues cosas como las que le han pasado a los protagonistas de nuestra historia de hoy:

1Aprovechamos esta imagen para comentar una cosa que se repetirá a lo largo de todo el artículo:

El tema de los fondos deformados… ¿cómo es posible que nadie se dé cuenta?

2Una silueta natural

Lo importante a la hora de que no detecten tus retoques digitales, es la sutileza… esta mujer os puede dar algún consejito.

3Casi… pero no

De momento, el mar no se deforma naturalmente así y, si subes varias fotos de ese mismo viaje… intenta retocar todas… o no retocar ninguna, ¿no?

4Un mago del photoshop

Pensó que nadie sospecharía de que había algo escondido detrás… en fin.




5Deformando todo a su paso

Fijaos en las sábanas y en la mano… se le ve el cartón, amigos.

6Unas caderas naturales

Que lo que no te ha dado la naturaleza, te lo de un software de edición de imagen. Bienvenida al siglo XXI.

7Qué puerta tan extraña…




Es como si fuese una especie de espejismo, ¿no? No creo que sea un mal trabajo de photoshop… para nada…

8Demasiados filtros

Tanto es así, que las piernas parece que estén dibujadas al óleo… ¿de verdad se piensan que queda mejor así que al natural? Cada uno con lo suyo…

9Solo es maquillaje…

O, al menos, de eso es lo que nos intentó convencer… pero yo he visto demasiado Internet; a mí no me la cuelan ya.

10Las manos, suaves como nubes




¿Para qué ponerte crema todas las noches, si puedes meterte ochenta tipos de filtros diferentes?

11Atención a los brazos

Puede que, aparentemente, no se vea nada extraño… pero el truco está en fijarse en los brazos: una auténtica chapuza.

12Maquillaje natural




Y treinta filtros; uno encima del otro.




A vosotros, ¿qué os han parecido estas ‘chapuzas del photoshop’? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.