Vivir en pareja no siempre tiene por qué ser el infierno aburrido y tedioso que nos han contado en los foros de Internet… pero esto no tiene siempre por qué ser así. La verdad es que compartir tu vida con otra persona, y lo cierto es que puede llegar hasta a ser muy divertido. Hoy os enseñamos unos cuantos ejemplos de parejas que, con unos gestos muy bonitos e imaginativos, consiguieron sacarle una sonrisa a la persona que aman.

1Cuando conoces a tu pareja de verdad

Nada de bombones baratos y galletas; esto es lo que ella desea de verdad.

2La mejor opción para un mal día

Ella había pasado un muy mal día en el trabajo y, cuando llegó a su casa, su marido le había preparado esta sorpresa… ella elegía lo que más necesitase.

3 Una sorpresa muy natural

A él le encantan las naranjas y su pareja, para alegrarle el día cunado volviese del trabajo, le preparó unas velas hechas con la piel de su fruta favorita… ¿no es bonito? (y, sobre todo, natural).

4Para ayudarla

Su pareja está a dieta y era el día de su cumpleaños… el, para felicitarla, le mandó este ‘ramo’ a su trabajo.

5Nada de ropa húmeda




Esta es la forma que encontró su marido de secarle la ropa… digamos que no es la idea más brillante que ha tenido en su vida.

6A falta de pan…

Ella le pidió un sitio para guardar todos sus frascos de pintauñas… y lo cierto es que las hueveras, como podéis ver a continuación, siempre pueden ser una buena opción.

7El dolor de cuello

Ella se despertó con una tortícolis impresionante y él, para que ella no tuviese que moverse ni para beber agua, le ideó este ‘complejo’ artefacto.




8Las tostadas, bien calentitas

Lo importante, como siempre, es no quedarse sin desayuno… a partir de ahí…

9La sorpresa matutina

No sé si se trata de una genialidad…. o de una tontería como una cosa; es posible que ambas cosas.

10El soporte para el cable

Ahora ya sabes cómo puedes reutilizar los Lego de tu infancia.




11Basta ya de arañazos

Esta es la única forma de que su pareja dejase de destrozar el coche cada vez que intentaba sacarlo del parking.

12Que no falte el papel

Su marido estaba cansado de que ella le pidiese papel y que no se fijase si había antes de sentarse… esta fue la solución que encontró a ese ‘marrón’.




A vosotros, ¿qué os han parecido estas ‘soluciones de convivencia’? ¿Alguna vez os han hecho algo parecido? Dejádnoslo en los comentarios. 




Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.