Larissa de Macedo Machado es una de las cantantes más famosas de la actualidad… pero lo más probable es que, por ese nombre, no os suene de nada. ¿Qué pasa si os decimos el nombre de ‘Anitta‘? ¿Ahora sí? Y es que esta cantante, a sus 26 años, ha conseguido afincarse en el mundo de la música.

La cantante de Vai Malandra y Bola Rebola, estuvo la pasada semana en nuestro país para asistir a la gala de Los 40 Music Awards y, en ella, nos dejó titulares como que ‘se casaría con Ester Expósito con los ojos cerrados’: «»Invitaría a cenar a Ester. Comería así, mirándola (con un gesto con la boca abierta y los ojos estáticos) toda la noche», confesaba.

Y es que la cantante es una de las sensaciones del momento. Tanto es así, que en muy poco tiempo ya ha conseguido acumular, en su cuenta de Instagram, más de 42 millones de seguidores.

Su estancia en España también le ha valido para pasarse por algunos de los principales programas de nuestra televisión y, como veréis a continuación, fue anoche, en El Hormiguero, donde mejores titulares nos dejó.

Y es que la cantante, desde el comienzo de la entrevista, se dejó mostrar como una persona simpática y desinhibida, contestando a todas las preguntas de Pablo Motos con humor y, sobre todo, sinceridad… y eso es algo que, por lo general, en este mundo, brilla por su ausencia.

Uno de los temas más ‘polémicos’ que sacó Motos en la entrevista (y el que nos trae hasta aquí), es el de la cirugía plástica. Y es que, como bien comentaba el presentador, Anitta siempre se había jactado de ser una gran defensora de los retoques estéticos… y sus motivos, lo cierto, es que dan para reflexión:

«Soy defensora de hacernos lo que queramos hacernos», delcaraba. «Si queremos hacernos algo, nolo dejemos de hacer solo porque estás con miedo de que la gente vaya a hablar», continuaba.




«Yo soy completamente diferente. Yo misma he decidido mi cara. Mi papá siempre dice ‘qué hija tan bonita hice’, y yo le digo: ‘papá, ten un poco de vergüenza, yo me he hecho ocho cirugías en la cara'», bromeaba.

Y es que esto le llamó la atención a Motos, quien le preguntó si, efectivamente, se había hecho ocho cirugías: «la verdad no sé cuantas, no las conté», reconocía. Y es que sorprendía el humor con el que Anitta se tomaba todo este tema.

«Me saqué pechos, porque los tenía muy grandes; llegaban antes que yo. Mi nariz también llegaba junto con mis pechos», explicaba ante la risa del público. «También tenía poco mentón, por lo que retoqué mi cara con photoshop y le pedí al doctor que hiciera lo mismo».




Y es que ella no si arrepentía ni un segundo de pasar por el quirófano: «si no trabajase tanto, cada año tendría una cara diferente. Podría cambiar de nombre artístico cada año», admitía. «Yo miro al doctor y le digo ‘cámbiame la cara’. Yo solo quiero algo diferente».

A vosotros, ¿qué os parece el punto de vista de Anitta? ¿Estáis de acuerdo con su visión de este tema? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Antena3.