Ayer os traíamos la noticia de cómo la gala de Los 40 Music Awards había acabado por convertirse en algo muy parecido a un after… y es que César Vicente, actor conocido por su participación en ‘Dolor y Gloria’, salió a entregar un premio en un ‘aparente’ estado de embriaguez.

El joven actor salió al escenario de la mano de Ester Expósito, la talentosa actriz de ‘Élite’, y esta tuvo que gestionar la situación como pudo. Pudo salvar los platos, al final, pero él no se lo puso fácil y, como podéis ver en el vídeo de este artículo, César se puso hasta a cantar… no se le puede quitar que, divertido, fue.

La cosa es que, estuviese más o menos bebido, la actuación fue la que fue y esto causó un gran revuelo en las redes sociales… donde ya sabéis que no perdonan una sola. El actor fue bombardeado con críticas y él, unas horas después dele estallido de la polémica, salió a defenderse:

«No tenéis ni idea de mí, de lo que tomé o dejé de tomar. Os estáis pasando un cojín y medio», dejaba claro el actor en una publicación en los stories de su cuenta de Instagram.

 

«Estaba nerviosísimo y me tomé tres vinos, no lo niego, pero me parece de coña que la peña me tache de drogadicto, es triste recibir estos mensajes tan dañinos», se justifica el actor.

«No entiendo el fin que tenéis al querer hacer tanto daño, a mí, a mis padres, a todo el mundo que está viendo esta mierda. Entiendo que mi comportamiento fue raro, pero ante todo lo que primaban ahí eran los nervios», añade.




«Ni droga ni nada por el estilo. Os juro que no entiendo las intenciones tan oscuras con estos mensajes.», continúa. No se va sin, antes, dedicar un mensaje a todos los que, según él, han malmetido contra su persona: «Os doy las gracias por aportar vuestro granito de arena a joderme el fin de semana y, sobre todo, a jodérselo a la gente que me quiere».

La cosa es que, antes de que el actor se subiese al escenario, tuvo que pasar por la alfombra roja del evento. Ahí, la presentadora Susi Caramelo le realizó su prueba de alcoholemia… y el resultado no dejaba margen para la duda: un ’66’.

Él mismo confesaba antes de la prueba «Venga, venga que esto va a explotar» y, al acabarla, se justificó diciendo que la culpa de la cifra tan alta era ‘del tequila’… y es que parece que sea algo malo beber en una fiesta, ¿para qué se va sino?




A vosotros, ¿qué os ha parecido esta polémica? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Fórmula TV.