Triana Ramos es una de esas personalidades nacidas para y por la televisión. La joven se dio a conocer hace ya un lustro, cuando fue relacionada sentimentalmente con el hijo más famoso de La Pantoja: Kiko Rivera, nuestro Dj de cabecera.

Después de lo que fue una breve pero intensa relación, Triana siguió pululando por los platós de Telecinco. Se convirtió en una habitual en programas como ‘Sálvame’ y, cobre todo, ‘MyHyV’, donde llegó a subirse al trono para encontrar el amor.

Si algo podemos destacar de ella, es que era una joven de lo más discreta e inocente, que prefería callar a generar una polémica… pero lo cierto es que, como veremos hoy, de esa Triana queda más bien poco.

Y es que la sevillana ha madurado a base de maternidad. Hace poco ha dado a luz a su primer hijo y ello ha supuesto muchos cambios para su vida. Y es que, esta nueva etapa, también se presenta movidita: ha roto con su pareja y tendrá que afrontar la crianza de su hijo, de tan solo un año y medio, sola.

Después de pasarse un montón de años apartada de los medios, la influencer se ha abierto por completo en una entrevista para la revista Outdoor. Allí repasó toda su vida dentro de los medios de comunicación: su relación con Kiko rivera, su paso por Telecinco y el trono de ‘MyHyV’ y, sobre todo, lo tormentoso de su relación con el padre de su hijo. Al parecer, esta es una etapa que, ahora, intenta dejar atrás para poder recomponerse.

Al preguntarle por su ‘nueva vida’, Triana no dudó en destacar lo mucho que esta había cambiado desde que era madre:

«Ahora mi vida es bastante cuadriculada. Me levanto, llevo a mi hijo al colegio, hago mi rutina de gimnasio e intento buscarme la vida en el mundo del modelaje», confesaba.




Respecto a lo de ser madre tan joven, también tuvo unas palabras y no se dejó nada en el tintero:

«Creí que estaba preparada para ello. Cuando ya estaba embarazada pensaba: ¿qué estoy haciendo? Conocí al padre de mi hijo y a los seis meses me quedé embarazada. Me agobié un poco, pero con el tiempo he ido viendo que es la mejor decisión que he tomado en mi vida», reconocía. «Tengo a mi hijo, que tiene un año y medio ahora, y es una experiencia súper bonita y enriquecedora», concluía.

Y es que una de las cosas que más nos ha sorprendido de Triana es que poco queda ya de la imagen que teníamos de ella hace unos años. Si echamos un vistazo a sus fotos de cuando trabajaba para Telecinco, podemos ver que muchas cosas han cambiado en ella.




No sabemos si ha pasado por el quirófano o no, pero lo cierto es que cuesta reconocerla.

A vosotros, ¿qué os ha parecido ‘el regreso’ de Triana Ramos? ¿La echabais de menos? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Telecinco.