A este piloto lo han hecho bajar de las nubes a hostias. El profesional de la aviación de la aerolínea Air Guilin ha sido condenado a no poder pilotar un avión en lo que le reste de vida… ¿el motivo? Dejó que una pasajera se metiera en la cabina en un vuelo que tuvo lugar el pasado mes de enero.

¿Cómo es posible que la polémica haya saltado ahora? Pues porque se hizo viral la foto que la joven compartió en la red social Weibo en la que podía vérsele a los mandos del aparato, y con el texto: “estoy muy agradecida al piloto, ¡muy ilusionada!”… vamos, que se dejaba poco sitio a la imaginación.

Todo empezó cuando, el pasado fin de semana, un bloguero de aviación dio con la imagen en cuestión. Lo primero que hizo fue descubrir cuál era la aerolínea del avión y, a continuación, escribió un artículo quejándose de que esta permitiese este tipo de comportamientos, ya que podía ser peligroso para absolutamente todo el pasaje.

A pesar de que la mujer borró la foto de su perfil de Weibo… esta ya se había viralizado y la polémica había explotado; no había nada que hacer y el piloto ya estaba ‘condenado’.

La aerolínea salió a dar explicaciones y no se dejó ningún detalle: el incidente habría ocurrido el pasado 4 de enero durante un vuelo que iba de Guilin a Yangzhou… y que esto no se volverá a repetir. Y es que los responsables de la compañía no han dudado en suspender al piloto de por vida, alegando una violación grave a las normas de seguridad aérea (las cuales, por otro lado, son muy estrictas).

Él no ha sido el único afectado, ya que el resto de la tripulación que se encontraba en ese momento en la nave también ha sido suspendida, pero de forma profesional hasta que se aclare lo ocurrido (vamos, que pueden rodar más cabezas).



La mujer en cuestión es una estudiante de la Guilin Tourism University cuya intención, al parecer, es la de ser azafata… pero, después de esta polémica, me da que lo tiene un poco negro.

Tampoco se ha podido saber todavía qué posible vinculación tiene ella con el piloto y cómo pudo haberlo convencido para que la dejase pasar. El diario Global Times ha revelado que ella tampoco quedará impune y, de hecho, tendrá que pagar una cuantiosa multa y podría ser detenida hasta cinco días (vamos, que la han liado muchísimo).



A vosotros, ¿qué os ha parecido este caso? ¿pensáis que la aerolínea ha actuado bien o se ha pasado tres pueblos? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La Vanguardia.