Comprar por Internet es la cosa más habitual del mundo hoy en día. Nuestra forma de consumo, con las nuevas tecnologías, ha cambiado muchísimo… y eso es algo que, por lo general, es positivo… pero, en ocasiones, también puede resultar muy, pero que muy negativo. Y es que, si compramos cosas sin poder tocarlas antes, pueden pasarnos cosas como las que os traemos hoy:

1Me da que la talla…

Esta especie de vestido horroroso tenía una talla bastante… ajustada, por decirlo así. Tanto, que mirad quién acabó por utilizarla.

2Para quienes tienen la mirada pequeña

Si tienes la cabeza completamente chafada por los lados, puede que te entren.

3Un buen ejemplo del progreso de esta serie:

Cómo empezó y cómo acabó… una auténtica lástima (aunque hay que quedarse con lo bueno).

4¿Ropa de hospital?



Lo que podía ser un hermoso vestido… era algo más parecido a ir a que te operasen del apéndice.

5A ver si cuela

Hay que tener la cara muy dura para intentar colar esto como ‘el producto que se muestra en la foto’… es como para meterles una denuncia.

6Demasiados matices



Eso sí: no lo puede quitar al vestido lo mullidito que es…

7 Hay algo que no me acaba de encajar…

La talla que ponía era para la cintura… pero lo de la longitud de las piernas… eso ya es otro mundo.



8No sé si es bueno o malo

Siempre hay quien dice aquello de ‘menos es más’… en este casi puede que sea ‘demasiado’.

9Lista para la boda

También tengo que decir una cosa: ¿a quién se le ocurre comprarse el vestido de su boda por Internet?



10Nos jura que era su talla

Y es que, aunque se haya pasado de una talla (arriba o abajo), la diferencia es demasiado abismal. Ya nos parece raro que le haya pasado por los hombros…

11La mujer-oruga

Ya no es que el vestido no sea como el de la foto… es que, o bien la modelo es diminuta, o bien el vestido es solo para una pierna.



A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguna vez os ha pasado algo parecido con algo que hayáis comprado por Internet? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).



Fuente: Brightside.