Ya sabéis que en esta página estamos muy en contra de los prejuicios. No somos partidarios de que se saquen conclusiones precipitadas en base a prejuicios sin fundamento… pero es que los italianos se las traen.

Será que tanta pizza y espagueti los ha convertido en una raza diferente, pero es que la obsesión que tienen por ligar y ponerse guapos delante del espejo… no es ni medio normal (por si no queda claro, es una broma. Si eres italiano y te has sentido ofendido, piensa una cosa: podría ser peor; podrías ser argentino).

Podríamos hablar de muchos ‘italianos míticos’ como Silvio Berlusconi o Gianluca Vacchi (el tío ese mayor que baila muy bien), pero hoy nos centraremos en uno que, con casi total seguridad, conoceréis si sois fanáticos de la Fórmula 1.

Flavio Briatore es el antiguo director del equipo de Renault de Fórmula 1 en la época en la que Fernando Alonso lo estaba petando como si no hubiera un mañana. En su momento, dio mucho de lo que hablar… y no solo por su faceta como técnico en locomoción.

El italiano, que no tiene problemas para llegar a fin de mes (es una especie de Tío Gilito con gafas), es muy propenso a protagonizar portadas de revistas del corazón debido a sus escándalos amorosos.

Siempre ha sido un hombre muy mujeriego y no son pocas las parejas que le hemos podido conocer a lo largo de estos años. Esto, en principio, no es nada raro… pero la cosa es que él siempre ha tenido una cierta predilección por las mujeres que son ‘algo’ más jóvenes que él.

Y es que Flavio, a día de hoy, lleva 69 años a su espalda y, la última novia que le hemos podido conocer, la modelo Benedetta Bosi, cuenta tan solo con 20 en la suya. De hecho, la joven se encuentra todavía cursando su carrera de derecho en la Universidad de Milán.

Por resumir: el empresario italiano tiene una diferencia de 49 años con la persona con la que, desde hace muy poco tiempo, está compartiendo su vida.

Esto hemos podido saberlo gracias a la información revelada por el diario italiano ‘Chi’. el medio nos reveló que Briatore, este mismo verano, habría pasado unos días con la joven en Montecarlo, para después llevarla de viaje a Roma y a Malindi (Kenia). Aquí, al parecer, pasaron unos cuantos días en la mansión particular del millonario.

Esto no es algo que debería sorprendernos, ya que el empresario es bastante dado a rodearse de gente más joven que él (siempre mayores de edad, aquí no estamos insinuando nada extraño, no os confundáis).

La pareja conocida del empresario fue la modelo italiana Elisabetta Gregoraci quien, en la actualidad, tiene 39 años y un hijo en común con Briatore. Ambos estuvieron casados por más de nueve años antes de, tristemente, separarse para siempre.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta nueva historia de amor del empresario? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Mundo Deportivo.