Hay personas a las que todo les sale mal. Ya no es solo que se levanten con el pie izquierdo, es que se levantan con la nuca. Por más que intentan levantar cabeza, siempre hay alguien que les pone el pie encima. La vida es dura y hay seres humanos que son un testimonio andante de ello. Pero, por si no había quedado claro, hoy os hemos traído unos cuantos ejemplos muy claros de esto:

1Él quería cambiar un poco su estilo

Para ello, decidió que lo mejor era teñirse el pelo con un tinte barato que consiguió en un mercadillo… ¿adivinad a qué descubrió que era alérgico?

2Esto es lo que tiene comprar demasiado barato

Compró estos altavoces por Internet ‘tiradísimos’ de precio… y lo cierto es que el tiro le salió por la culata.

3Llevan horas bloqueados

El acceso a su despacho estaba completamente bloqueado por un paraguas que se había caído de una forma muy poco afortunada… ¿qué hay que hacer en estos casos?

4La esterilla para hacer yoga

Nuevamente, aquí tenéis uno de los mayores riesgos que se pueden correr cuando se compra por Internet sin probar antes los productos.

5Puede que el disfraz parezca ridículo




Pero, teniendo en cuenta el final que le dieron a este mítico villano, la cosa no podía ser mucho más ridícula.

6Igualito

Su hijo era un gran aficionado a las alpacas, por lo que su madre pidió una tarta con la forma de uno de estos animales. El niño todavía está yendo al psicólogo.

7Tú no te preocupes…

Su hermano no sabía cambiar el aceite del coche, por lo que él se ofreció voluntario; este fue el resultado de su altruismo.




8Primeros pasos en el mundo de la repostería

Aquí podéis ver el resultado de su primer intento de hacer cupcakes. No sé ni por dónde empezar.

9Los mejores asientos de todo el estadio

Llevaban todo el año esperando ese partido… y esto fue lo que se encontraron al llegar al lugar. En el asiento vacío de la derecha iba un tercer amigo; fue el que reservó las entradas y que ahora está en el hospital.

10La casualidad

El corta césped pilló una piedrecita que había en medio del jardín, con tan mala suerte que la proyectó a toda hostia contra la cristalera de la puerta. He aquí el resultado.




11La tragedia hecha foto

Después de pasarse el día entero de excursión, las piernas ya no le reaccionaban igual.

12Manda huevos

Lo peor de todo no es que se perdieron más de 3000 huevos; lo peor es que este señor estaba a cinco minutos de acabar su turno de trabajo.




A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguna vez os ha pasado algo similar? Dejádnoslo en los comentarios. 




Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Brightside.