Tener pareja es toda una aventura… y, como buena aventura, está llena de momentos buenos… y de momentos no tan buenos. Y es que compartir tu vida con otra persona puede ser algo muy complejo. Para que os hagáis una idea más aproximada (sobre todo si no tenéis pareja), hoy os hemos traído un recopilatorio con algunas de las cosas más surrealistas que han hecho algunas de las parejas más divertidas que veréis en vuestra vida… Ahora lo entenderéis:

1Su mujer se dejó el anillo en casa



Le pidió a su pareja que, por favor, se lo pusiese en un sitio seguro… y esto fue lo que se encontró cuando llegó a casa.

2La indirecta

En la taza pone que es el ‘cuarto mejor papá del mundo’… todavía no sabe cómo interpretarlo.

3La desilusión

Cuando ya era un poco más mayor, descubrió que sus padres no la llevaban cada fin de semana a París… de pequeños, muchos habríamos caído en ese error.

4A ver qué pasa




Su marido descubrió que su Volkswagen cabía en el recibidor de su casa… ¿qué pensará su mujer cuando llegue de trabajar?

5No hace falta decir nada más




«Hago lo que las voces de la cabeza de mi mujer me dicen que haga».

6Su marido le dijo que se había comprado ‘algo sexy’

Habría que ver qué es lo que entiende ella por sexy, porque me da a mí que no van a coincidir demasiado.

7El collar de diamantes

Su pareja le dijo que, de regalo de aniversario, quería un collar de diamantes… y bueno, si eres una persona moderna, puede que no te lo tomes tan a mal.



8Por si las moscas

Su mujer tenía que someterse a una pequeña operación… su marido, por precaución, le dejó estos mensajitos en todas sus extremidades.

9Unas zapatillas

Su marido le dijo que necesitaba comprarse unas zapatillas nuevas, y ella le dijo que ya se encargaba de conseguirle unas… y bueno, técnicamente eso fue lo que hizo.

10Cada mañana

Esta es la imagen que su pareja tiene de ella cada mañana… esto sí que es amor de verdad.




11Una buena forma de ganar una discusión

Cada vez que se discute de forma acalorada con su pareja, saca el móvil y se hace una selfie… es tal en desconcierto, que ya no pueden seguir discutiendo (la cara del marido es impagable).

A vosotros, ¿qué os han parecido estas fotografías? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.