Hoy os traemos una de esas noticias que, mires por donde mires, es mala. No sé si lo recordáis, pero, en 2016, Tanzilia Bisembéyeva fue incluida en el libro ruso de los récords como la persona más longeva del mundo, habiendo llegado a los 120 años de edad.

Hoy en día, tres años después y con 123 años, Tanzilia falleció después de que su cuerpo no aguantase más los envites del tiempo. La muerte, después de esa larguísima batalla, ha acabado por ganar la guerra.




El encargado de dar la noticia de la defunción fue su hijo, Shintas Bisembeyev, quien afirmó que su madre murió plácidamente en su cama en su aldea de residencia, Islamgazi, en la región de Ástrajan (al sur de Rusia).




Ella era toda una ‘celebridad’ en su país y, por lo tanto, su fallecimiento se ha convertido en todo un acontecimiento. Como bien declaró el jefe del distrito de Krasnoyarsk, de la región de Ástrajan, Nurgali Baitemirov, “todo el pueblo fue al entierro para presentarle sus respetos”.

Su hijo también reveló que Tanzilia había causado mucho revuelo entre los suyos: “Todos la respetaban. Era una persona muy hospitalaria y abierta”, y es que, según ella misma había revelado en anteriores entrevistas, la simpatía y la hospitalidad eran las claves de su longevidad.

Y es que Bisembéyeva y ano se encuentra entre nosotros, pero el legado que ha dejado en vida ha sido espectacular: cuatro hijos, tenía diez nietos, 13 bisnietos y dos tataranietos… para que luego digan que hay despoblación.


Y es que Tanzilia tiene el honor de haber sido apenas la tercera persona de la historia (al menos que se haya podido registrar), en llegar a los 120 años de vida. Después de, e 2016, haber sido incluida en el libro de los récords, se convirtió en toda una celebridad, tanto en su país como en Internet.

Ella compartía el ‘podio’ de los 120 años con la francesa Jeanne Louise Calment llegó a vivir 122 años y 164 días, y que falleció en 1997. En 2017, se conoció también el caso de Nanu Shaova, de 127 años, de Kabardino-Balkaria, quien superó el récord de Tanzilia y que, lamentablemente, falleció en enero de este mismo año.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta historia? ¿Creéis que seréis capaces de superar este récord? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Mundo Deportivo.