Hay actores y a actrices que nos han regalado, a lo largo de sus carreras, personajes inolvidables. Su talento y entrega nos permitió poder ver en la pequeña o gran pantalla cosas que se nos han quedado grabadas en la cabeza. ¿Os acordáis de todas las escenas de ‘Malditos Bastardos’ en las que sale Hans Landa? ¿Recordáis a Michael Scott diciendo, mientras miraba tímidamente a cámara, aquello de ‘eso dijo ella’? Son personajes a los que dieron vida a actores con nombre propio; artistas que consiguieron crear algo tan grande, que nadie podría sustituirlos en su labor.

Hoy repasamos aquellos actores irremplazables que interpretaron a personajes míticos:

1Christoph Waltz como Hans Landa en Malditos Bastardos

Este actor consiguió su merecida fama cuando ya estaba bordeando el medio siglo de vida y, si habéis visto la película, entenderéis por qué este señor se llevó un Oscar por interpretar ese papel.

2Robert Downey Jr como Iron Man/ Tony Stark

Al paso de este señor por el mundo de las películas de superhéroes le debemos casi todo lo que tenemos hoy en día; Marvel no sería la misma si Robert no hubiese sido Robert y, teniendo en cuenta los últimos acontecimientos ocurridos en Endgame, quedará por ver cómo consiguen suplir su ausencia.

3Andre (el Gigante) Roussimoff como Fezzik en La Princesa Prometida

Esta película, en sí, es una auténtica maravilla. Todo en ella es buena, pero sin duda, este personaje tiene un lugar especial ganado en nuestros corazones.

4Jim Carrey como El Grinch

En pocas películas se podría sustituir al bueno de Jim sin que la calidad de la misma se viese afectada. Histriónico como él solo y con una gran capacidad de moldear sus expresiones; un genio del humor que encontró en el Grinch un personaje perfecto al que darle vida.





5Keanu Reeves como John Wick

Aquí tengo que decir que no puedo ser objetivo (si es que lo he conseguido ser en algún momento): este hombre es una maldita pasada. Más allá del meme que se ha creado de él, este actor siempre ha estado algo infravalorado… cosa que, por suerte, ha cambiado con este personaje.

6Jack Gleeson como Joffrey en Juego de Tronos

Tener la capacidad de ser odiado por todo el mundo no es fácil… y más cuando tan solo eres un niño; pero eso es algo que Jack consiguió a la perfección con su personaje de malo en GoT. Hay que decir que, por más que lo odiásemos, cuando ‘sale’ de la pantalla, la serie se resiente mucho.

7Arnold Schwarzenegger como Terminator

Puede que no sea el mejor actor de la historia del cine, pero sí que es el actor perfecto para interpretar a un robot que viene del futuro a acabar con el salvador de la humanidad (hacer de gemelo de Danny DeVito también se le da particularmente bien).

8James Gandolfini como Tony Soprano





El capo mafioso más famoso de la pequeña pantalla estará en deuda para siempre con lo que Gandolfini hizo con su personaje. Esto es historia de la televisión.

9Tom Hanks como Forrest Gump

Todo lo que hace Tom… es bueno. Es complicado ponerle una pega, pero es que solo de recordar aquella frase de ‘Teniente Dan’… ya se nos revuelve algo dentro.

10Steve Carell como Michael Scott

Aquí llegamos a la joya de la corona. El personaje de Michael Scott es una de esas rarezas maravillosas que se dan una vez cada… no sé… ¿dos mil años? Si habéis visto The Office, ‘no ase falta que dises nada más’.

11Hugh Jackman como Wolverine (x-men)

Será complicado imaginarnos a otro actor armado con las garras de adamantium… pero es lo que hay. Muy complicado que pueda estar a la altura de Hugh.

12Bryan Cranston como Walter White



Pocas veces le hemos podido pillar tanto cariño a algo tan parecido a un villano… y eso no es nada fácil. Pero Bryan lo consigue con este inolvidable personaje y nosotros no podemos hacer más que agradecérselo.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos papeles? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.