Halloween es la típica fiesta de la que todo el mundo habla… pero en la que muy poca gente se disfraza en nuestro país. Por lo general, cuando llega esa terrorífica noche, lo que hacemos es coger cuatro trapos, tirárnoslo por encima y decir que vamos de fantasma indigente; nuestra única motivación en ese momento es coger una cogorza… y poco más.

pero hoy os traemos unos cuantos consejos para que esto no os pase nunca más; para que disfrazarse no sea un infierno y, con muy pocos recursos, seáis capaces de tener un disfraz que, como mínimo, desprenda un poco de dignidad.

1Fantasma

Este es el disfraz más básico de todos y, por eso mismo, se necesitan pocos elementos para que quede bien; pero si afinas con la técnica, puede que tengas un disfraz perfecto.

Lo único que necesitas es una sábana lo más blanca posible, un boli negro para marcar la zona donde van tus ojos y unas tijeras para recortar la zona. Aquí, el truco es que puedes pintar el contorno del agujero de los para dar el efecto de una mirada más profunda.

2Novia cadáver

Lo bueno de esta variante es que puede valerte con un vestido viejo que tengas por casa, si es blanco, mejor que mejor. En caso de no disponer de ello, una cortina blanca bien puesta puede causar el mismo efecto (procura que sea un poco transparente para poder utilizarla de velo).

Maquillaje blanco para la cara y negro para el contorno de los ojos…. y poco más, déjate el pelo suelto y despeinado por delante.

3Momia

Puede que la opción más barata sea utilizar papel de váter, pero nosotros recomendamos utilizar vendas quirúrgicas, ya que, con el papel, puede que te quedes en pelotas a los diez minutos de llegar a la fiesta.





Si quieres causar todavía un mejor efecto, puedes pintarte la piel de blanco, de tal forma que, entre las vendas, no se vea nuestra piel en perfecto estado. Ponte un poco de efecto ahumado en los ojos… por lo general, siempre suele quedar mejor.

4Araña

Aquí la clave es vestirse completamente de negro con la ropa más ajustada que tengas. Luego, coge tres pares de calcetines de hombre negros y rellénalos con papel, cerrándolos por la abertura. Luego cóselos a una sudadera negra, tres por lado… y ya lo tienes.

5Esqueleto

Con un chandal completamente negro, un poco de fieltro blanco, unas tijeras, pegamento y algo de conocimiento en anatomía… lo tendrás más que hecho. En este caso, lo mejor es que te pintes la cara de blanco y las cuencas de los ojos de negro… ¡ya lo tienes!

6Murciélago

Si te pones un vestido negro, recortas unas telas negras ne forma de alas, las enganchas al vestido por detrás y con unas gomas a tu muñeca (como puede ver en la imagen), ya lo tendrás. Más fácil, imposible.

7Laura Palmer de Twin Peaks

El cadáver más famoso de la televisión solo requiere de pintura azulada para dar el aspecto de muerto, un plástico transparente para envolvernos… y poco más. Lo otro es la actitud de muerto que tú quieras darle.

8El Joker de Joaquin Phoenix

Con un poco de maquillaje blanco, rojo y azul, además de tinte verde para el pelo, te debería bastar. Eso sí: comprarte todo el traje puede ser algo más caro… aunque, mientras lleves los colores adecuados, lo demás se puede perdonar.

9Atracador de la Casa de Papel

Si te compras la máscara de Dalí y tienes por casa un chandal rojo… ya no necesitas nada más (te recomendamos que vayas sin la metralleta, que la cosa está muy tensa en las calles).

A vosotros, ¿qué os han parecido estos disfraces? ¿Probaréis alguno? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).



Fuente: Huffington Post.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO