Tenemos una mala noticia: no te va a llegar una maldita carta de Hogwarts diciéndote que el curso está a punto de empezar… pero aún tienes una (pequeña) esperanza: la compañía Hyperstealth Biotechnology ha desarrollado lo más parecido que verás en tu vida a la capa de invisibilidad de Harry Potter.

El proyecto Quantum Stealth lleva en marcha desde el año 2010 y hoy, por fin, podemos ver los primeros resultados del mismo. Se trata de una especie de escudo flexible realizado con un material que, hasta hace muy pocos años, los físicos consideraban imposible de crear… pero es que así es la magia: imprevisible.

Yo no entiendo en absoluto el funcionamiento de este objeto, pero, por suerte, el CEO de la compañía, Guy Cramer, ha salido al paso para arrojar un poco de luz sobre este asunto en el vídeo que os dejamos más abajo.

Al parecer, este material permite aislar, por un lado, el espectro visible de lo que se oculte detrás del mismo pero, por otro lado, también permite bloquear el espectro térmico a través de un sistema que tiene mucho que ver con nosequé de unos infrarrojos ultravioletas (lo cierto es que nos estamos embarrando en unos conceptos científicos que se nos escapan muchísimo de las manos).

La Ley de un tal Snell es la que está detrás del funcionamiento de esta ‘capa’: “Cada material tiene un índice de refracción específico, una cantidad relacionada con la velocidad de la luz en ese material, en comparación con la velocidad de la luz en vacío”, afirma la web IFLScience.

El ejemplo que utiliza la web para explicarnos el funcionamiento es bastante curioso: “El mismo efecto hace que las piscinas parezcan menos profundas de lo que son. Cuando la luz se mueve entre dos materiales, el ángulo en el que se mueve cambiará dependiendo del índice de refracción. Entonces, al manipular según qué materiales, es posible construir algo que tenga un punto ciego. Y ahí es donde sucede la invisibilidad”.

Aquí os dejamos el vídeo en el que se muestra el funcionamiento del material:



 

A vosotros, ¿qué os ha parecido este invento? ¿Ya habéis salido corriendo a comprar ocho? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: 20 minutos.