Todos sabemos que el tiempo cambia, que las cosas evolucionan y que quien no se adapta, muere. Tal y como decía la teoría de Darwin, quien no se adapta al medio, desaparece y no se reproduce. Así, solo sobrevive la parte de la población que tiene las características idóneas para el medio. Pues bien, en el mundo humano a veces no es así. Hay situaciones en que aunque sean un fracaso para la evolución, éstas perduran. O peor, empeoran. Por lo que hace a la sociedad, está constantemente evolucionando, y no siempre para bien.

En esta nuestra era, la de las nuevas tecnologías, han hecho que las relaciones humanas cambien. Ya no sólo tenemos que comunicarnos por el teléfono fijo de casa, sino que tenemos muchas más opciones para hablar y relacionarnos con nuestros iguales. Pero no siempre eso es positivo,ya que la forma en que nos relacionamos a veces es de peor calidad.

Hoy os presentamos un repertorio de ilustraciones realizadas por Alice Perkmini que nos enseña las diferencias que hay entre la manera de relacionarnos en el pasado y el presente. ¿Preparado para ver estas ilustraciones? A continuación:

1La desesperación de una madre

Antes lo único a lo que se podía recurrir era a tu madre, pero actualmente, con nuestro asistente personal y virtual, el señor Google, nos apañamos. Aun así, tener a tu madre cerca cuando acabas de tener tu primer hijo, siempre es una superayuda.

2La finalización de las relaciones tóxicas

Antes tenías que señalar la puerta de salida para que tu archienemiga pueda irse lo más lejos posible. Actualmente, no hace falta hacer frente a esta situación tan incómoda, simplemente hace falta ir a tu red social preferida y eliminarla de tus contactos.

3La necesidad de tener las cosas “ya”

Antes, al no tener Internet, tenías que esperar dos semanas a que estrenaran el siguiente capítulo de tu serie favorita. Ahora, hay servidores donde está toda la temporada entera para que la disfrutes sin anuncios.

4La sobreprotección de nuestros pequeños

Actualmente se da la tendencia de sobreprotejer a los hijos. Nos pensamos que estos son angelitos que tienen el riesgo de que el profesor, dotado de prejuicios y amargura, les descargue su furia y frustración.

5Este método es inmortal

El rincón es un sitio que no pasa de moda. Aunque el castigo sea diferente, ya que antes se quitaba el juguete y ahora el wifi, el modo es el mismo.

6El tiempo pasa, y las TIC también

Los tipos de cascos varían en función de la moda del momento. Y como cada año van saliendo cosas nuevas, esperamos ir viendo las innovaciones que van creando.

7Los gatos y las fuentes de calor

Los gatos siguen siendo los mismos, lo que cambian son las fuentes de calor. ¿Siguen siendo adorables o no?



8Peor calidad o personas más destroyer

No sabemos si lo que ha cambiado es la calidad de los zapatos o que nosotros nos hemos convertido en personas mucho más destroyer.

9Compartir es vivir

Está claro que lo que se comparte es diferente… Pero por si las moscas, la que va vestida de unicornio prueba a ver si alguien le comparte el WIFI.

10La sobrepoblación ya es un problema

Antes podías ir al campo y no había nadie. Actualmente hay gente hasta debajo de las piedras. Esperamos que eso en un futuro cambie…

11Las necesidades son diferentes

Las nuevas tecnologías han creado nuevas necesidades, y lo que antes era necesario un teléfono más duro que una piedra que la batería duraba un par de semanas, ahora necesitas mil utensilios para acabar haciendo lo mismo.



¿Has flipado con estas ilustraciones? ¿Tú también has notado estas diferencias? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Genial.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO