A finales de los 90, las ‘Boy Bands’ estaban en lo más alto de la ola. Grupos como las ‘Spice Girls’ eran lo más y ‘Thake That’ rompía corazones sin compasión. Pero había un grupo que estaba por encima de todos estos y que, a pesar de estar desaparecido, ya es toda una leyenda de la música: los ‘Backstreet Boys’.

El conjunto formado por A. J. McLean, Howie Dorough, Brian Littrell, Nick Carter y Kevin Richardson marcó una época y, todos los que estamos leyendo estas líneas, hemos cantado alguna vez ‘I want it that way’ en algún karaoke cutre como si no hubiese un mañana.

Alrededor de este mítico grupo, surgieron otros ‘artistas satélites’, de entre los cuales hoy queremos destacar al que, con le tiempo, se ha convertido en el más polémico: Aaron Carter, el hermano pequeño de Nick Carter.

Este cantante adquirió muchísima popularidad a principios de los 2000 y, hoy en día, a pesar de que se sigue hablando de él, solo protagoniza polémicas que van desde el consumo de drogas, hasta órdenes de alejamiento interpuestas por su hermano mayor. A todo esto, hay que añadirle el hecho de que le han diagnosticado esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión maníaca y ansiedad.

Aaron ha reconocido en muchas ocasiones haber sufrido una vida de excesos que, como no podía ser de otra forma, le han pasado factura en todos los aspectos habidos y por haber.

Ahora se encuentra en pleno proceso de limpiar un poco su imagen personal… y lo cierto es que no tiene por delante una tarea nada fácil. Ha estrenado recientemente una canción y hoy, gracias a unas declaraciones a una revista, hemos podido conocer uno de los mayores interrogantes que teníamos respecto al joven: ¿qué significan los tatuajes de su cara?



La verdad es que la explicación que ha dado es de lo más surrealista… agarraos al asiento, que vienen curvas.

El cantante explicó que este tatuaje se lo hizo a raíz de la portada de la revista GQ del 2013 en la que Rihanna salía caracterizada de Medusa… ¿no es la cosa más random que habéis escuchado en vuestra vida? La cosa es que, tanto él como el tatuador recibieron muchísimas críticas por el trabajo. Pero Aaron no se arrepiente:



«Medusa es mi protectora. Si quieres atacarme con tu negatividad, ella te mirará a los ojos y te convertirá en una estatua de piedra», especificaba. A pesar de todos los problemas en los que se ha visto sumergido, reconoce que su madre Jane siempre ha sido su principal apoyo: «ella es el gran amor de mi vida», confesaba.

Su madre siempre ha salido en su defensa: «Aaron quiere mucho a su familia, muchísimo, es lo que realmente siente y lo que le mueve. Siempre actúa desde el corazón», pero lo cierto es que, viendo la cantidad de problemas en los que está metido… cuesta creerlo.



A vosotros, ¿qué os ha parecido la explicación sobre su tatuaje? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Cuore.