Nuestra infancia, en mayor o menor medida, ha estado marcada por una serie de películas. Sobre todo, los que crecimos en los 80 y los 90, vivimos la época de máximo esplendor del ‘cine para adolescentes’. Películas como ‘Los Goonies’ y ‘E.T.’ son solo un ejemplo de ello. Pero los años pasan y, por lo general, no volvemos a ver estos clásicos… puede que haya llegado el momento de revisionarlos. Aquí os dejamos la primera parte de nuestras recomendaciones:

1Los Goonies

Esta es la película de ‘aventuras juveniles’ por excelencia. Si te gustan los mapas del tesoro, los túneles secretos, los piratas y las cosas que explotan… esta es tu película. Esta película tiene todo lo que, como niño, podías llegar a soñar.

2Karate Kid 1 y 2

En los años 80, las inscripciones a clases de karate aumentaron un 1000%… ¿a qué podía deberse esto? la respuesta es esta película. Las aventuras del señor Miyagi y Daniel San son una pasada, tengas la edad que tengas. Eso sí, a partir de la segunda película, la cosa se les va de las manos (el remake con el hijo de Will Smith no es mucho mejor).

3La trilogía de Regreso al Futuro

Esta es una de las mejores trilogías de ciencia ficción que existen, así de claro. Los viajes en el tiempo siempre han sido un tema muy jugoso en Hollywood, pero la maestría que demostró Robert Zemeckis con estas tres películas… no tiene parangón.

No solo es una trilogía ingeniosa y divertida, sino que, a pesar de tener muchos agujeros de guion (habitual en este tipo de películas), la historia sigue manteniendo una gran coherencia argumental y temática. Un final redondo y satisfactorio.

4Nuestra Pandilla

Si quieres saber lo que realmente era ser un niño antes de la llegada de Internet, esta es tu película. Amigos de un barrio teniendo aventuras… ¿qué más se puede pedir? Esta película hizo que todos quisiésemos jugar al béisbol… sin tener ni idea de qué demonios era.




5Indiana Jones (la trilogía original)

El señor Jones es el arqueólogo más famoso de la historia. Cuesta encontrar a gente que no haya visto sus películas y, salvando la cuarta (la cual haremos ver que no existe), la trilogía original es una auténtica pasada que no envejece, por más años que pasen.

6Pesos Pesados

Todos los que hemos sido un poco gorditos de pequeños nos sentimos muy identificados con esta película. Si te gustan las aventuras infantiles, simples pero graciosas; con un guion básico pero con muchos chistes de pedos, esta es tu película.

7Los Pequeños Gigantes




Las diferencias nos hacen únicos… y ese es el mensaje que nos intenta transmitir esta película. Un montón de chicos ‘marginados’ que se juntan para hacer un equipo que, hoy en día, ya es historia del cine.

8Los Cazafantasmas

Que una película esté protagonizada por Bill Murray ya debería ser suficiente argumento para verla… pero si eso no te convence, piensa que la peli va de un equipo de chalados que se dedican a cazar fantasmas con aspiradoras. ¿Qué más se puede pedir?

9Solo en casa

Puede que esta sea la película favorita de la mayoría de los que estáis leyendo estas líneas. Macaulay Culkin nos regaló esta joya: una película de un niño contra dos ladrones que nadie tiene que envidiarle a ‘Acorralado’. Para un niño, esto era lo más parecido a un Rambo infantil que podían tirarte a la cara y, por veces que la veas, no te puedes cansar de la gran cantidad de momentos inolvidables que nos ofrece.

10La Princesa Prometida




Aquí ya estamos tocando un tema muy personal. Esta es una película que, para el que os escribe estas líneas, tiene un significado muy especial. No os queremos sugestionar el revisionado: si hace tiempo que no la veis, volved a hacerlo y estoy convencido de que veréis cosas que antes se os habían escapado.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas películas? ¿Cuál es vuestra favorita? Pronto traeremos la segunda parte, no os preocupéis. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La Guía del Varón.