Cuando pensamos en anuncios que consiguieron llamar la atención, el primero que nos viene a la cabeza de forma inevitable es el de Chicfy del año 2016. Fue un anuncio que, a pesar de ser completamente surrealista, consiguió calar a lo largo y ancho de la sociedad por un elemento que todos recordaréis: «Claro que sí, guapi».

Se convirtió en el anuncio más viral de ese año gracias a su canción pegajosa, un movimiento de twerking digno de la mismísima Shakira y la frase anteriormente mencionada; ese año la publicidad descubrió cuál era la forma del éxito. ‘Claro que sí guapi’, ‘hazme una rebajita’… ¿qué más se puede pedir?

Pero hoy escribimos estas palabras para hablar de Coral González, la verdadera protagonista de todo esto. La marbellí, a sus 21 años, se ha convertido en todo un icono de la televisión.

Ha dedicado por completo su vida al baile, empezando desde muy pequeña gimnasia artística. Al cumplir la mayoría de edad decidió que tenía que dar un paso más: trasladarse a la capital para continuar con sus estudios de danza y profesionalizarse aún más.

Al llegar a Madrid obtuvo su primer empleo como bailarina del programa de ‘La Voz’;  las cosas empezaban bien. De ahí todo fue hacia arriba: anuncios de Hipercor, Colacao y Ron Malibú. Pero el bombazo le llegó con esa maravilla de anuncio para Chicfy.

Cuando se presentó al casting de este anuncio, ni siquiera sabía de qué se trataba exactamente… pero su talento cautivo a los encargados del casting y la pillaron, dando origen así a l que ahora todos no podemos sacarnos de la cabeza.

Con tan solo 20 segundos, ella se convirtió en ‘la chica del anuncio de Chic para mí’..
Aquí os dejamos un trozo del making off del anuncio en el que se ve el baile de twerking:





No está hecha para la ‘fama barata’

Después de hacerse famosa con el anuncio, Coral supo mantener la calma y no perder la cabeza con el asunto de la fama. Por aquel entonces, le ofrecieron participar en GH VIP, el famoso reality de Telecinco. Pero la joven lo rechazó: no le gustaba nada ese mundo de ‘famoseo televisivo’ en el que todo el mundo buscaba tener polémicas con todo el mundo.

Siempre ha mantenido que es una gran aficionada al mundo de la televisión, pero no al de los realities. Si le ofreciesen en un papel para una serie española, lo aceptaría sin dudarlos.

Ella es una persona con una gran actividad en las redes sociales… pero siempre intenta mantener su intimidad a raya; intenta separar claramente su día a día de su vida en televisión… y esto es algo que se toma muy en serio. Sin ir más lejos, hace un par de veranos denunció a la revista Cuore por publicar unas fotos de ella en la playa con su pareja.

Recientemente la hemos podido ver dando el salto a Youtube: hizo un pequeño cameo en un vídeo del canal de humor del cómico Jorge Cremades y, ¿a que no sabéis que hizo? Pues efectivamente: su obra maestra.

Este mismo año, de hecho, hemos podido verla de nuevo anunciando Chicfy, ya que la aplicación la ha recuperado para hacer una especie de ‘revival’ que, honestamente, mola un montonazo:





A vosotros, ¿qué os ha parecido la historia de la joven? ¿Fuisteis de los que bailó la canción original como si no hubiese un mañana? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Tororaton, Diario Sur.