El sushi empezó como una moda y a día de hoy ya está más que instaurado en nuestra sociedad. Hay miles de restaurantes especializados cuyos precios varían muchísimo e incluso lo podemos comprar en el supermercado.

Pero ¿Qué hace que triunfe tanto el sushi?

En parte seguramente se debe a la combinación nueva de sabores y texturas a las que no estábamos acostumbrados. El alga con la soja, el wasabi y el salmón o atún resultan en un sabor que estalla en la boca.

Muchas personas son reticentes al sushi porque piensan solo en pescado crudo, pero el sushi es mucho más que eso, de hecho hay platos y piezas que ni siquiera usan el pescado y barajan opciones como el aguacate, las verduras y los mariscos.

Es decir, es muy difícil que, si vas a comer a un restaurante japonés especializado en Sushi, no encuentres absolutamente NADA que te guste y tienes muchas opciones para comer algo que seguro te gustará y, además, siempre puedes optar por arriesgar y descubrir algún sabor nuevo.

Otra ventaja es que raro será que no encuentres un sushi allí donde vayas, como decíamos, está tan popularizado que podemos encontrar sushi en cualquier sitio haciendo que se haya convertido en un recurso para asegurar el tiro si vamos al extranjero o si no sabemos dónde comer.

Y es que el sushi no se ha convertido solo en un recurso para cuando salimos a comer fuera, sino que también funciona para aquellas noches en las que no queremos salir de casa y lo pedimos a domicilio.

Obviamente, el sushi tiene un alto contenido calórico, pero escogiendo bien podemos hacer una selección de piezas que no engorden mucho aunque, como habréis imaginado, eso hará que seguramente tengamos que reducir el arroz.

Es muy posible que muchos de vosotros no necesitáis ningún tipo de argumentos para convenceros de que el sushi es un tipo de comida que, por lo menos, es muy disfrutable, pero si tenéis algún amigo aún reticente a probarlo podéis pasarle este artículo para que vea las cosas con otra perspectiva.

Vosotros, ¿Qué experiencia tenéis con el sushi? ¿Os gusta? ¿Qué tipo de consumo tenéis? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: huffingtonpost