los profesores de instituto son un mundo aparte. Todos los hemos tenido que ‘sufrir’ de una forma u otra y, de forma inevitable, marcan nuestra vida hasta el punto de que nunca podremos olvidarlos. Puede que muchos tengamos el estereotipo de que son personas aburridas y amargadas… pero esto no siempre es así y ahora os lo demostraremos. Aquí os dejamos algunas pruebas de que en el mundo también existen profesores enrollados.

1No sabemos cómo definirlo…

No sabemos si da mucho miedo o mucha risa… o todo junto. Pero lo que sí tenemos claro es que este profesor es una pasada.

2En los años 70

Hace casi cinco décadas también habían profesores de lo más enrollados… como bien podéis apreciar en esta imagen.

3Clases de matemáticas

Este profesor demostró que, con la música, las matemáticas entran mejor. Esto sí que es ‘dar la nota’ (perdón por el chiste malo).

4Profesor a la ‘Fuerza’

Esto es lo que pasa cuando, como profesor, tratas a tus alumnos como si fuesen tus padawans.

5La mezcla perfecta…





Entre Lobezno y el Pingüino. ¿Será este el villano definitivo?

6Un profesor entregado al reciclaje

Esta fue la forma que encontró de hacerse un pequeño despacho en clase… hay que reutilizar todo lo que podamos, amigos.

7El castigo definitivo

estos dos chicos se pelearon en clase y el profesor los amenazó con lo siguiente: o se quedaban sentados toda la hora del patio cogidos de la mano, o los expulsaba del colegio. Este fue el resultado.

8Un profesor muy cachondo

Ningún alumno de su clase lo olvidaría nunca.





9¿Quién hizo las entrevistas?

Esto fue lo que hicieron estos profesores para la foto del anuario escolar.

10El maestro definitivo

Como bien podréis ver, este profesor es un gran fan de Kakashi Hatake.

11La mejor carta de presentación

Esta es la foto que este profesor puso en su acreditación como profesor de ese centro estudiantil. ¿Un genio? Sin duda.

12El profesor reveló que era gay

Uno de sus alumnos le dijo que lo único que daba más miedo que los gays eran los payasos… y así se apareció el profesor el día siguiente.

13El buen trabajo en equipo



Estos dos profesores se llevan genial y decidieron darse este ‘pequeño homenaje’ en el anuario escolar.

14Cansada de que le roben los lápices

Esta profesora estaba cansada de que los alumnos le robasen sus lápices… así que se personalizó estos con la frase «Quiero casarme con Justin Bieber». El resultado fue tan positivo que todavía los conserva.

15No me toques la calculadora

Esta fue la única forma que encontró de que sus alumnos no le tocasen más la calculadora.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos profesores? ¿Habéis tenido uno así de enrollado? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Señoras que.