En esta página ya hemos hablado muchas veces de cómo es posible superar situaciones personales adversas. El tema de la alimentación, en este apartado, es de los más recurrentes. Estar por debajo o por encima del peso recomendado, por lo general, es señal de que algo no va bien… y este es un problema que puede convertirse en una verdadera losa para nosotros.

Hoy os contaremos la historia de Alvina Rayne, una joven que sufría de sobrepeso y que, después de una terrible experiencia personal, decidió que era momento de dar un giro a su vida. Su pareja abusó psicológicamente de ella, metiéndose con su peso , burlándose de ella. ¿Qué hizo entonces? cortar todos los lazos con esta persona tóxica y empezar una nueva y saludable vida, llegando a convertirse en una influencer de alimentación.

Hoy en día, a sus 35 años y siendo madre, ha conseguido labrarse un lugar en el mundo de las redes sociales defendiendo la dieta cetogénica. Ahora es todo alegría y salud, pero esto no siempre fue así.

Hace unos años, cuando era más joven, tenía una figura esbelta y si silueta dibujaba persona delgada. Pero, con la llegada de su primera pareja, llegaron los problemas. Lso constantes abusos psicológicos de esta la hicieron caer en una profunda depresión. Su dieta se convirtió en una ingesta masiva de comida chatarra. Cuando le llegó el embarazo, la cosa empeoró todavía más.

Su pareja seguía maltratándola con insultos y menosprecios. Su refugio fueron las comidas con grasas saturadas y alto contenido en azúcar. Su peso no hacía más que aumentar sin ningún tipo de freno y esto suponía un serio riesgo para su salud.

Su tope lo encontró en los 125 kilos. Llegados a ese punto, surgieron otros problemas derivados de la obesidad como la hipertensión arterial, prediabetes y ataques de ansiedad periódicos. Su vida se había convertido en un infierno. En muchas ocasiones, no podía ni subir un solo piso por las escaleras.

Su pareja, por su parte, acostumbraba a llamarla «pedazo de basura gorda»… era un auténtico monstruo. Ella llegó a un punto de inseguridad tal, que pensaba que no podía dejar a su pareja porque nadie más la querría.





Pero este tormento llegó a su fin en 2009. Alvina ya no podía más y decidió actuar, por ella y por sus hijos. Dejó a su pareja y decidió que una dieta sana y una vida de deporte serían sus nuevos acompañantes.

Revisó su dieta al extremo y adquirió una nueva serie de hábitos enfocados a mejorar su salud. Su transformación a mejor había empezado. En ese momento adoptó una dieta cetogénica baja en carbohidratos y, en muy pocos meses, ya notó como su figura volvía a la normalidad.

Este tipo de dietas, muy populares en la actualidad, consisten en lo siguiente: 75 % de grasas saludables, 20 % de proteínas y 5 % de carbohidratos. Al principio le costó mucho hacer un cambio tan drástico pero, pasados unos meses, ya no había quien la parase.

No había pasado un año cuando Alvina ya había perdido cerca de 60 kilos, y fue entonces cuando decidió abrirse cuentas en las diversas redes sociales y un canal de Youtube, en el cual contaba su experiencia y daba consejos de vida saludable.





Su expareja, al ver sus cambios, tuvo la desfachatez de pedirle que volviese con él: “ahora se veía muy atractiva”. Pero ella no le dio la más mínima oportunidad, ya había otra persona en su corazón: Sasha, su esposo en la actualidad.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido esta historia de superación? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Genial.