Las lavadoras pueden ser nuestras mayores amigas y enemigas a la vez. Son muchas las veces que nos han ayudado a no ir por la calle oliendo a heces de burra, pero también, alguna vez, nos han metido una buena puñalada por la espalda. Aquí os traemos unos cuantos ejemplos de lo que puede suponer meter en una lavadora aquello que no está hecho para ser lavado en uno de estos aparatos.

1Se dejó el dinero en la lavadora

Pero eso no es lo peor… lo más grave de todo es que, gracias a eso, descubrió que uno de los billetes era falso (el que se rompió era de papel convencional).

2La liada

Se dejó los auriculares en la lavadora y, no es solo que se liaron, sino que, además, se lio un hilo sobre ellos… el infierno.

3El bálsamo de labios

Se lo metió en la lavadora y, cuando lo sacó… esto fue lo que se encontró.

4La foto de su padre



Esta era la única foto que su padre conservaba de pequeño. Su madre se la pilló para hacerle una fotocopia… pero se le olvido en el bolsillo de la chaqueta y la metió a lavar. Este es el resultado.

5Le Pegatina

No nos referimos al grupo (al que amamos, por cierto). Nos referimos a que al pobre chaval se le quedó una pegatina en lavadora y, al sacar la camiseta, esta estaba completamente incrustada en ella.

6La almohada de plumas



Su madre le dijo que podía lavarla en la lavadora sin problema; que ella lo hacía y que no pasaba nada… pues sí; sí que pasaba.

7Lavar una moneda

Se le quedó un centavo dentro… y así se lo encontró cuando lo sacó.



8El reloj

Este era el reloj de bolsillo favorito de su novio… y hago hincapié en la palabra ERA (por cierto, ¿quién carajo sigue utilizando relojes de bolsillo?).

9Una caja entera de pañuelos

ENTERITA dentro de la lavadora…  este es el resultado.



10Las deportivas

Ahora sí que tiene una buena excusa para no salir más a correr.

11La avellana perfecta

Pasó por la lavadora y la secadora… y el resultado es este. la Avellana Única.



12La almohada antiestrés

Ahora, es la cosa menos relajante del mundo (sino, intenta limpiar ese desastre).

13La cartera de piel



Después de pasar por la lavadora, ahora está adornada con un bello perrito.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos accidentes? ¿Os ha pasado algo parecido? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.