No todos los días pueden ser buenos. Nuestras jornadas, por lo general, están protagonizadas tanto por cosas buenas, como por cosas malas. ¿Te has encontrado un billete de diez euros en la calle? ¿Has pisado una caca? La vida es una lotería y todos nosotros, sí o sí, participamos en ese sorteo. Hoy, para que no os sintáis solos cuando os levantéis con el pie izquierdo, os hemos traído unas cuantas fotos de personas que, sin duda, han tenido un mal día.

Se había comprado el ordenador el día anterior

Lo dejó en el suelo y, a la mañana siguiente, se lo encontró así… todavía no sabe qué pasó.

Su crush

Esto fue lo que le regaló el día de su cumpleaños. Todavía están recogiendo los trozos de su corazón.

Se compró maquillaje barato

Ahora ya sabe a qué es alérgica.

Aparcar regular

Dejó que su hijo, que se acababa de sacar el carnet de conducir, aparcase su todo terreno. Al parecer, se lleva bien con el coche del vecino.

Adivinadlo:





Mientras no estaba en la casa, su perro vomito… y su pobre Roomba intentó arreglar el desastre sin demasiado éxito.

La mudanza

Se mudaron de los Estados Unidos a Europa, y decidieron que lo mejor era vender todas sus muebles de Ikea y comprar otros… este fue el resultado.

La Puerta del Santuario Florante de Hiroshima

Desde pequeña, su sueño era ir a visitarla y por fin lo consiguió… y esto fue lo que se encontró. (A mí me pasó algo parecido con el Big Ben, por si os interesa).

Limpiar la ventanas

Esta es una de las desventajas que podemos encontrarnos (fijaos en la silueta estampada).





La guitarra desaparecida

Unos albañiles estuvieron un mes haciendo obras en su casa. Al acabar, encontró que le faltaba una guitarra… semanas más tarde, la encontró en una casa de empeños de su ciudad.

Alarma

Una central química próxima a su ciudad explotó por la madrugada. Desde el ayuntamiento pidieron que nadie saliese de su casa… estas son las vistas.

Un mal día lo tiene cualquiera

Aún saliendo de un parking completamente vacío las cosas se nos pueden complicar.

El despertador

Se despertó de buena mañana por el ‘suave’ sonido que hizo un camión de tres toneladas al atravesar su salón.

La barbacoa



Unos vecinos de este bloque pensaron que sería muy buena idea hacer una barbacoa en el balcón… incendiaron todo el bloque.

La antigüedad de la abuela

Llevaba treinta años conservando una antigüedad que heredó de su abuela. Se ha mudado hasta en diez ocasiones y, la primera vez que intentó limpiarla, pasó esto.

La decepción

Esto fue lo que recibió después de hacer su pedido.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Cuál ha sido vuestro peor día? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.