Hoy en #CabronaziSolidario queremos ayudar a difundir el caso de Luca, un bebé de 14 meses. Luca entró en el hospital para que le corrigieran una criptorquidia (cuando a los bebés hay que bajarles un testículo), pero cogió una gravísima infección.

Cuando parecía que mejoraba, su mamá notó unos bultos raros en la zona del coxis. Fueron a hacerle una resonancia magnética y les dijeron que el pequeño tenía una infección en la médula y que había que sacarle el líquido, que estaba lleno de pus. A Luca le abrieron la espalda por la zona de la columna y empezaron a quitarle el líquido y a drenarlo. Tenía hidrocefalia, la infección le había llegado a la cabeza y tenía un exceso de líquido en el cerebro.

A sus 14 meses de vida, Luca está paralizado desde la mitad de la columna, a la altura del pecho, para abajo. Todavía le queda pus en la médula a causa de la infección y no aprenderá a andar. En cuanto a la cabeza, todavía es pronto para saberlo.

Según la familia, cuando le operaron para bajarle el testículo, al ponerle la anestesia, le entró la bacteria E. coli que tiene en la médula. Ahora buscan difusión por si hay alguien que se encuentra en la misma situación o ha vivido algo parecido y tal vez haya un doctor u hospital que pueda saber algo para dar con una solución.

¡Muchas gracias Cabronazis!