Los años pasan para todos por igual. Nacemos y, si todo va bien, morimos de viejos en un sitio cómodo y placentero, rodeados de nuestros seres queridos. Evidentemente, el ciclo natural de la vida no se da así para todo el mundo pero, por lo general, esta es la pauta que se sigue… solo que hay personas a las que los años le pasan mejor que a otras. Hoy os traemos fotografías que nos demuestran que, por mucho que pase el tiempo, en ocasiones, hay cosas que no cambian en absoluto. Preparaos para un rato de nostalgia intensa.

1Treinta años de diferencia

Cuando hay algo que te apasiona, es imposible despegarte de ello. El mundo de la informática, por algún motivo, es uno de los que más enganchan… y este es un buen ejemplo de ello.

221 años de diferencia

Como podéis ver, la genética de los más jóvenes les ha dotado de una altura muy por encima de la media. Si Mendel levantase la cabeza…

320 años más tarde…

Estos dos formaron una de las mejores parejas que nos ha dado el cine. Tres películas que cambiaron la forma de hacer ciencia ficción en la gran pantalla. Últimamente se especula con que puedan volver para una cuarta entrega.

48 añitos

Casi diez años han formado una de las mayores amistades que ha conocido Internet.

5Hasta que la muerte los separe



Si dieron el ‘sí quiero’ treinta años atrás y, hoy en día, todavía se siguen queriendo como si se tratase del primer día. Lo más probable es que pasen 30 años más y sigan exactamente igual.

6Dos sagas…

De calidades muy diferentes. Es verdad que ‘El Señor de los Anillos’ es, probablemente, la saga cinematográfica de la historia del cine. Pero, por más ilusión que nos haga ver a estos dos juntos 15 años después… ‘El Hobbit’ es como para pegarse un tiro en la rodilla.

7Llevan el cielo en la sangre

Esto es lo que pasa cuando tu genética lleva escrito el querer estar siempre por encima de los demás… de la forma más literal posible, además.

8Igual de liado

Cuando tu trasero ya tenía muy claro que pasaría el resto de su vida pegado a una silla en medio de una oficina.

9La ilusión no cambia

En la primera foto, la joven tenía 12 años y, en la segunda, 32. 20 años no han hecho que ella pierda la ilusión por ir a Disneyland… y es que esto es algo bastante comprensible; ¿quién no conserva aún su niño interior?

10Una década de nada

Esto es lo que ha pasado entre una foto y la otra… lo único sorprendente es la cantidad de canas que le salieron a él. Por lo demás, todo igual.

1120 años

Eso es lo que ha pasado entre las dos fotografías y, como veis, la actitud festiva de ellos no ha cambiado en absoluto. Seguramente, seguirán así por 20 años más.

1222 años

¿No os recuerda un poco a Cocodrilo Dundee?

13La misma sonrisa



A pesar de que entre una foto y otra hayan pasado más de 15 años, él no ha perdido para nada la sonrisa de niño que le sale de lo más profundo de su ser.

¡Está igual!

Y lo peor es que, entre una foto y otra, hay casi 90 años de diferencia.

14Madres con sus hijas

La protagonista de la segunda es la bebé de la primera… ¡cómo es la vida!

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Tenéis algún caso parecido en vuestra familia? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Brightside.