Un hombre de 39 años decidió cambiar su vida por completo para ser un mejor padre y marido para su familia. En seis meses, su determinación y trabajo duro le han dado unos resultados tan increíbles que su familia apenas le reconoce.

En agosto, un vendedor de antigüedades de Montana llamado Jeremiah Peterson se fue de excursión a un lago con sus hijos. «En lugar de todos los buenos recuerdos que hicimos en la excursión, todo lo que recuerdo es algo que se me quedó rondando por la cabeza»,  Jeremiah escribía en su Instagram. «Me di cuenta que me estaba quedando sin aliento y teniendo que descansar mucho antes de mis hijos de 6, 7 y 9 años».

Combinando una dieta estricta y ejercicio regular intenso, el hombre empezó su transformación. «No le tengas miedo, no te escondas. Mira fijamente tu cuerpo gordo y elige quién va a a ganar».

Durante medio año, pasó dos horas caminando y una hora en el gimnasio cada día. Perdió 37 kilos.

«Pasé de tener un cuerpo de padre cincuentón a tener el cuerpo de un chaval deportista. Desde que pasé de gordo a estar en forma, todo me ha ido mejor, mi pelo y piel se ven más sanos, se me ve la mandíbula en lugar de dos mofletes gordos y tengo abdominales».

Jeremiah agradece a sus hijos por inspirarle a hacer cambios en su estilo de vida y problemas de salud.





«Te transforma no solo físicamente, sino también la manera de pensar y sentir, hasta el futuro que quieres para tu familia. Sé que si puedo hacerlo todo el mundo puede.»

«Estoy realmente orgulloso de mi barriga, antes tenía una barriga cervecera, pero ahora está bajando y hasta mi cintura también es más delgada».

«Es la diferencia entre parecer un padre y un hijo, y me dicen que parezco 15 o 20 años más joven».

«Cuando ves los resultados, te motivas muchísimo más semana tras semana cuando te miras al espejo, y ha hecho que me esfuerce más».





«Mi transformación ocurrió tan rápido porque hice la rutina cada día sin saltarme ni un solo día, lo que ayudó a quemar la grasa tan rápido».

«Mientras que me pasaba hasta tres horas haciendo ejercicio, yéndome de caminata no sentía que estuviera haciendo ejercicio, así que mientras que antes me habría ido a casa y bebido una cerveza para desestresarme, ahora salir de caminata me relaja de la misma forma».

«Salir a andar a la montaña ha hecho que el ejercicio me siente mucho mejor. No podría haber ido al gimnasio por la mañana y luego por la tarde o noche».

«Estoy en una dieta especial, tiene un montón de características pero lo importante es una dieta alta en proteína y sin hidratos de carbono fuera de las verduras».

«Desde la transformación me siento mucho más seguro, tengo más energía no solo con mi cuerpo sino con la fuerza para hacer más cosas para hacer que los negocios de mi familia tengan más éxito».



¿Qué os parece esta transformación? ¿Os ha animado a intentarlo [email protected]? ¿Os gustaría ver más? Contadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuentes: Bored Panda, Daily Mail