Renata Neia, una secretaria procedente de Colinas, Brasil, la ha liado en Instagram, convirtiéndose en el nuevo éxito de la red social en su país, y cada vez se está dando más a conocer fuera de éste, de forma que no ha tardado en llegar a nosotros.

Y te estarás preguntando «¿Qué ha podido hacer esta señora para petarlo tanto en Instagram?» Pues bien, ha ido a por el clásico que nunca falla, al tiro seguro… a usar «mal» Instagram.

Pocas cosas hay que nos gusten más que ver a personas adultas, hechas y derechas, haciendo el canelo, como si tuvieran de golpe 14 años.

Y ver a esta señora enfundarse unos leggins modernos, y hacer «poses naturales» como las de las modelos e influencers de turno, pues qué queréis que os diga: es la mejor forma de empezar un día que se va a hacer duro, porque por muy mal que puedas hacer las cosas: ella lo hará peor.

Como no podía ser de otra manera, os hemos traído un buen recopilatorio de sus «obras», seleccionando nuestras imágenes favoritas.

Cuidado, que van:

1Lo primero es la actitud.

A la hora de la verdad, no importan los grandes escotes, los colores, tejidos, ni la ropa de diseño. Una modelo de verdad puede dar todo lo que tiene incluso llevando unos simples vaqueros.

2Uno siempre debe saber apañarse con lo que tiene.

Pero no es lo mismo hacerse una escalera de caracol en casa que hacer de caracol en la escalera de casa.

3Chupando limones.

El reto definitivo para saber si eres sexy o no. Si tu cara de chupar limones no se mete hacia dentro hasta parecer más culo que cara, es que no estás mal.

4El vuelo importa.

Y no, nunca va incluido en nada. Detrás de cada foto con vuelo, siempre hay un cancán, un ventilador, o un pavo moviendo la tela fuera de plano.

5No vale cualquier mesa.

Y agradezcamos que no utilizara una mesa de operaciones.

6La típica foto en el campo.

7

Es curioso que aún con elementos tan parecidos, una se vea como la portada de una revista, y la otra como un robado a medio cagar.

8«Tu propio mini-yo»

Todos hemos visto alguna de esas empresas de impresiones en 3d y hemos querido nuestra propia «mini versión» de nosotros mismos… pero cuidado con lo que deseas.

9Cada uno entiende por deporte lo que quiere.

Si no, que me expliquen el curling.

10Aceptamos volvo como animal de compañía.

Esta casi la clava.

11Posar en la bañera no es tan fácil como parece.

Y ya sin bañera, pues ni te cuento.

12El viaje de tus sueños…

O de tus pesadillas… al final todo depende del presupuesto.

13Ni siquiera la parte más fácil.

Como pasar de un «Smoky eyes» a un «Panda eyes».

¿Qué te han parecido estas fotos?  ¿Crees que serías capaz de imitar de la misma manera estas fotos (y subirlas luego)? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Brightside