Tatuarnos no es una decisión que debamos tomar a la ligera. Marcarnos con tinta la piel de por vida tiene unas implicaciones que debemos tener muy presentes. ¿Qué pasa si luego nos arrepentimos? ¿Y si no nos queda como queríamos? ¿Es bueno el tatuador? Porque si no tendremos un desastre encima hasta que la palmemos… por eso, lo mejor es tomar precauciones y tenerlo muy claro. Para echaros una mano con este tema y, sobre todo, por si tenéis dudas, aquí os dejamos unos cuantos ejemplos de tatuajes muy excéntricos… pero que no están necesariamente mal.

1Bort

Es verdad que, para hacer esas líneas tan rectas, hay que tener una habilidad especial en las manos… pero ¿qué sentido tiene que sea la cabeza de Bart? ¿Qué mensaje nos quería transmitir el tatuador?

2Más realista, imposible

Es impresionante cómo todos los detalles están cuidados al milímetro. Fijaos en el tema de las gotas de lluvia… ¡Es impresionante!

3Este tipo de tatuajes están mejor en la teoría que en la práctica

Es verdad que es imposible negar la calidad artística del tatuador en cuestión, pero es que, el resultado final… tener esa imagen gigante tatuada en medio del pecho… hay algo que queda extraño.

4Carl y Lenny

En realidad, todas sabíamos que estos dos acabarían juntos de alguna forma… este tatuaje no es para nada una mala opción, la verdad.

5Todo junto





Él quería tatuarse algo que uniese todos los dibujos que le gustaban en su infancia… Lo cierto es que esta para nada es una mala opción, la verdad.

6DEMASIADO realista

Es verdad que, por lo general, los tatuajes realistas son muy llamativos… pero es que tan realista… da un poco de grima, la verdad.

7Creo que tienes un bichito en la cara

Este tatuaje es especial si quieres conseguir una pareja que sufra de aracnofobia… ya puedes despedirte de los besos.

8No sé si está muy bien…

O muy mal, porque la verdad es que da bastante grima.





9¿Crees que tu perro es el más molón del barrio?

Eso es porque no has conocido al pequeño Huesitos.

10¿Será el mejor tatuaje de la historia?

Todo es perfecto: desde la técnica hasta el concepto.

11Ya sabía yo que venían de otro planeta

Molaría que los gatos fuesen como un mueble de Ikea.

12La mezcla más extraña

No sabemos si los amamos… o los odiamos. Pero lo cierto es que no tienen desperdicio.



A vosotros, ¿qué os han parecido estos tatuajes? ¿Os haríais alguno vosotros? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La Guía del Varón.