Utilizar bien photoshop no es ninguna tontería. Retocar aspectos de la realidad que han quedado plasmados en una instantánea requiere de muchos conocimientos y de una gran dedicación. No sirve solo con abrir el programa en el ordenador y toquetear cuatro botones. Si haces esto último, lo más probable es que te comas un mojón… como le pasó a nuestros protagonistas de nuestra historia de hoy. Alucinaréis.

1Casi no se nota

Si, por lo que sea, no te gustan los rasgos que te dio la naturaleza, puedes contactar con esta persona y te los borrará por completo. ¿Qué más necesitas?

2Sobran las sentadillas

Para qué pasarse las tardes haciendo deporte para estar en forma… con un poco de photoshop podrás tener el pompis que quieras sin tener que pasar por el gimnasio.

3¿Cuantas cadenas le caben ahí?

Se puede poner tres o cuatro collarines de esos médicos. Bueno, eso si no fuese photoshop (que lo es).

4Está en proceso

Con suerte, en un par de meses, conseguirá quitarse la nariz por completo. Todo es cuestión de tener un poco de paciencia.

5Qué manía con lo de no hacer sentadillas





¿Es necesario meterse nalgas con retoques digitales? ¿Cuál es el maldito objetivo de todo esto?

6En plena forma

No necesita hacer ejercicio para muscular; lo único que tiene que hacer es encender el ordenador.

7Asimetría total

No hay nada de su cuerpo que esté en armonía con el resto. No es solo que no sepa ir al gimnasio, sino que tampoco sabe utilizar photoshop.

8Deformación marina

Eso es lo que consiguió por intentar lucir como quería… ¿es que nadie piensa en la naturaleza?





9Que el asiento se adapte a ella

Es bastante más fácil hacer esto que ponerse en forma de verdad.

10¿Quién dice que no hay extraterrestres?

A los escépticos, solo tenéis que enseñarles esta foto.

11La mujer de Slenderman

Ella, al menos, se ha pegado un bronceado bastante más bonito (aunque eso hace que dé menos miedo, la verdad).

12¿Es un tsunami lo que viene por detrás?

En cualquier caso, lo que seguro que se puede ver en esta foto es a una persona con un autoestima muy cuestionable.

13¿Qué le ha pasado en la cara?



Es como si se hubiese recortado la barba con Legos.

14Afirmaba tener los ojos muy pequeños

Decidió solventar ese sutil problema con un ‘pequeño’ retoque… ¿verdad que casi ni se nota?

A vosotros, ¿qué os han parecido estos retoques? ¿Pensáis que se notan demasiado? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.