Crecer y madurar es un hecho irremediable e incontrolable. En un momento, pasas de estar en el instituto intentado aprobar todas las asignaturas y odiando furiosamente algún profesor a estar en la Universidad intentando labrarse un buen futuro. Hay muchas diferencias bastante locas entre un sitio y otro, y es que sin duda el instituto es un sitio lleno de hormonas e inseguridades con patas que hace que esa época sea determinante y que recuerdes toda tu vida. Por otra parte, la Universidad también es otra etapa de la vida que tienes que disfrutar ya que tienes la mayoría de edad, más alcohol y vicios, independencia y fiestas.

Hoy os traemos las opiniones de diferentes personas que han podido comprobar que es estar en el instituto y en la Universidad. Se han expresado en las redes y nosotros lo traemos para que lo disfrutéis. ¿Preparados para ver que locuras nos cuentan? A continuación:

1La mala suerte

Esta chica nos cuenta lo que a todos nos ha pasado. Llegamos a clase, no conocemos a nadie y nos ponemos en el grupo con los primeros que encuentras a tu alrededor. Pero, como siempre, te has fijado en la gente que está sola y que, finalmente, es la clara ganadora a un concurso de idiotas. Y ese será tu grupo hasta final de semestre.

2Aprendes a la autoenseñanza

Este mensaje nos cuenta que pagas un montón de pasta por cada crédito de la asignatura y finalmente aprendes más con lo que te buscas por tu cuenta que lo que explica el profesor en clase. No siempre es así, hay algunos profes que deberían ganar premios nobel.

3La gente es muy rara en la Universidad

En la Universidad te encuentras personajes surrealistas, y es que como es abierto a todo el mundo, gente muy distinta a ti puede compartir clase contigo. Hasta el mismísimo psicópata que le da comida en clase a su mascota

4La falta de aparcamiento

Esto es una realidad y pasa en todas las universidades. Es un fastidio tener que aparcar en el sitio más lejano a tu facultad a causa de la falta de aparcamiento. O te levantas 4h antes de aparcar o te llevas un patín eléctrico.

5La gente se desquicia

Es verdad que la gente que haya estado en la Universidad sabrá que el desquicio está a la orden del día. Es muy difícil compaginar tu vida social con la estudiantil. Sobretodo si es época de finales…

6¿La salvación de los exámenes tipo test?

La verdad es que no siempre es buena idea dejar para el final las preguntas tipo test. Pueden ser de lo más desquiciantes y difíciles. Mejor no perderlas de vista…

7Las apariencias engañan

No por ser más distante, eres más importante. Hay veces que las apariencias engañan, y mucho. Odiamos a ese tipo de personas.

8Fuera tapujos

No siempre mostrarse neutro es la mejor opción. Es importante dejar tu opinión sin desvalorar las otras. Eso lo saben los buenos profesores.

9Personalidades más o menos abiertas al diálogo

Hay profesores que son muy cercanos y nos cuentan su vida. En parte, nos importa una mierda, pero a medida que va pasando el curso te lo tomas como una verdadera telenovela venezolana.

10Los mentirosos del instituto

Normalmente, en las universidades también te cuelgan el dichoso Powerpoint. Sabemos lo que querían decir nuestros profes de secundaria, pero no somos superhéroes. No se puede tomar apuntes, copiar como un loco lo del power, escuchar al profe y mantener una conversación con tu compañera.

¿No has flipado estos tweets? ¿Te ha pasado algo similar? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.