Pillar una avión siempre es complicado. Ponerse a los mandos de un aparato que no has manejado nunca y tener que llevar a doscientas personas sanas y salvas hasta su destino… Jeje, que es broma, nos referimos a pillarlo como pasajero. Son tubos con alas rellenos de personas… cada una de su padre y de su madre. Esta es una mezcla que puede resultar verdaderamente explosiva (no nos malinterpretéis) y aquí os traemos varias imágenes que lo demuestran. Se trata de un recopilatorio de fotos tomadas por auxiliares de vuelo y recopiladas en la cuenta de Instagram @passengershaming que parecen verdaderamente increíbles.

1Retocarse las pestañas

Eso es algo que no se puede dejar para más tarde y que hay que atacar en el mismo momento que surja.

2¿Te ha entrado sueño?

Estas de echarse una siesta veremos varias… que los aviones, al parecer, tienen un fuerte efecto narcoléptico.

3Calentar la pizza

Si crees que tu trozo de pizza con pepperoni está demasiado frío… no dudes en calentarlo así. Nadie verá nada raro.

4Lo importante es estar cómoda

Da igual que haya que improvisar una especie de hamaca.

5La intimidad es fundamental




Si algo tienen la mayoría de aviones, es que son bastante poco íntimos: estamos apretujados, rodeados de personas por todas partes. ¿Cómo solucionarlo? Aquí os dejamos una idea.

6No sobrecargar ‘el paquete’

Estar tanto tiempo sentados puede ser incómodo a la hora de gestionar la comodidad en nuestras partes nobles. Esta posición te ayudará en ese aspecto.

7Echarse la siesta

Esta es otra opción bastante intrusiva de hacerlo. La clave en la mayoría de estas situaciones es perder por completo la vergüenza.




8Que no sea por el calor

Este hombre estaba sudando mucho, por lo que decidió pegarse una especie de lavado con trapitos húmedos. Casi tienen que bajarlo del avión a rastras.

9Este es el precio a pagar para ser un maestro

Ser el mejor flautista del mundo requiere de muchísimas horas de práctica… un vuelo en avión no puede ser un impedimento para conseguir tu meta.

10Es mejor prevenir…

Esta señora está perfectamente preparada para cualquier tipo de contratiempo… Al menos, con ese cartelito, no pasara ni hambre ni sed.




A vosotros, ¿qué os han parecido estas situaciones? ¿Alguna vez habéis vivido alguna así en un vuelo? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Brightside.