El cine debe seguir una cronología para que los hechos que veamos delante de la pantalla tengan una continuidad lógica, a lo que podemos referirnos como raccord o continuidad. Los planos se graban, se editan, se juntan… hasta crear la escena deseada.

Es relativamente fácil que al equipo de montaje se les escape este tipo de detalles en escenas que se graban desde varios ángulos, y lo hemos visto en multitud de series: Juego de Tronos, Stranger Things, La casa de papel…

Y en grandes películas como El resplandor, Gladiator, Star wars… Como veis, no es complicado cometer fallos de continuidad. Y esta vez le ha tocado a otra serie de ficción española: Élite.

La semana pasada se estrenó en Netflix la segunda temporada de Élite, una de las series revelación de la plataforma digital.

Arranca un nuevo curso en el instituto Las Encinas y bueno, si habéis visto la primera temporada, ya sabréis lo que se mueve en la ficción. Adolescentes, sexo, drogas, misterios… Y no dudamos que revalidarán el éxito que consiguieron con la primera temporada.

De momento, hay personas que la han acabado, otras que están en ello y otras que no (os recomendamos verla sin duda alguna), y entre las primeras ha llamado la atención un pequeño detalle en una de las escenas de la segunda temporada.

En la escena vemos a Lu (interpretada por la cantante y actriz mexicana Danna Paola) hablando con Nadia (Mina El Hammani) mientras bebe un martini con dos aceitunas…

Os dejamos el vídeo de la escena en cuestión que grabó la tuitera @KarenAramburo:

¿Os habéis dado cuenta?

Vale, os damos una pista…

Lu tiene algo entre manos…

Efectivamente, Lu se bebe la copa de un trago y, en el siguiente plano, la copa vuelve a estar llena misteriosamente. ¿Dónde hay que comprarlas?

Los usuarios se han hecho eco de esta escena y desde Netflix no han dudado en responder directamente a la usuaria: «Las copas de Lu son como sus zascas, no tienen fin«.

Y, posteriormente, lo hicieron a través de su cuenta oficial en Twitter:

«Lu es como tú el fin de semana, que antes de acabarse una copa ya tiene otra. Pero Lu las rellena con la mente porque hay clases y clases, queridos».

Y razón no les falta. Es tan diva que tiene el poder de llenar copas. Quien fuera Lucrecia…

¿Os habíais dado cuenta de este error? ¿Habéis visto alguno más? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Cosmopolitan