Ir a comprar en una tienda de segunda mano es una auténtica lotería. Igual das con un objeto súper valioso y útil a un precio impresionantemente bajo… o, igual, te gastas una pasta y solo te llevas basura. Para que os hagáis una idea de cómo podéis comprar cosas sin resultar estafados, aquí os dejamos unos cuantos ejemplos de ‘grandes compras’ hechas en tiendas de segunda mano. Preparad las nalgas.

1Un cuadro ejemplar

En esta tienda, no solo te venden el cuadro del gato… sino que, además, te ponen al ‘modelo original’ al lado.

2La tarjeta secreta

El de la tienda le recomendó que la comprase, que tenía un ‘secreto’ que ya descubriría. Al cabo de unos días, su hijo pequeño dio con el ‘secreto’. Es la tarjeta de crédito de James Bond.

3La mochila de Van Helsing

Este ‘Kit antivampiros’ es bastante aconsejable llevarlo encima si vas a Transilvania, por ejemplo.

4¿Necesitas un buzón nuevo?

Se nos ocurren algunos más discretos… ¡Pero no más divertidos!

5Hay algo un poco siniestro…





Esto nos lleva a la siguiente pregunta: ¿por dónde defeca? No queremos ser pesimistas, pero la cosa pinta bastante mal.

6¿El mejor disfraz del año?

De eso no cabe la menor duda, la verdad.

7Lo hizo casi por obligación

Él encontró estos dos vestidos en una tienda de segunda mano y obligó a su mujer a recrear la mítica escena de ‘El Resplandor’.

8La lámpara de sus sueños

Fue creada a mediados de los años 70 y, desde entonces, conserva toda su magia de ‘casa-hongo-mágica-luminosa’.





9El cuadro era muy soso

Así que, los de la tienda de segunda mano, le añadieron un dinosaurio en medio. ¿Hay algo que no quede mejor que un maldito dinosaurio?

10La tienda solo vende productos de gato

Cuando decimos que vende ‘de todo’, confiad en nosotros en que no nos estamos quedando cortos.

11Compró un marco de segunda mano

Cuando quitó el cristal, vio que aún quedaba la marca de la foto que lo ocupó durante años. Es espeluznante, la verdad.

12¿Puede haber un objeto más inútil y hermoso?

Lo cierto es que es poco probable; justamente este aúna todas las cosas que nos apasionan.

13¿Quién ha dicho que beber cerveza no es elegante?



Eso es porque no lo hacéis con las herramientas correctas. En esta vida, si haces las cosas como tienes que hacerlas, siempre tendrás mucha clase.

14Yo haría que este fuese un uniforme obligatorio

La gente sería mucho más feliz si vistiese así todos los días.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos productos? ¿Compraríais alguno de ellos? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Boredpanda.