05Todos los seres humanos tenemos algo a lo que deberíamos aferrarnos como si la vida nos fuera en ello: la vergüenza. En el momento que la perdemos, estamos dejando marchar uno de nuestros bienes más preciados… sino, decídselo a los protagonistas de nuestra historia de hoy. Se trata de un recopilatorio de personas que, por un motivo u otro, perdieron la vergüenza… y no dudaron en inmortalizarlo en una imagen.

1¿Quién ha dicho que no puedo salir?

Eso que lleva en los tobillos, por lo general, se le pone a las personas que están bajo arresto domiciliario… y lo cierto es que no parece que esté en su casa.

2Cortar las puntas

Esto es lo que apetece cuando la persona que se sienta delante de ti vive como si estuviese sola en el mundo.

3Qué uñas tan bonitas…

Dijo nadie… NUNCA.

4Un tatuaje de lo más sutil

Es la envidia de todas las fiestas a las que llega… ya estás tardando en hacértelo si quieres ser la próxima sensación de tus eventos sociales.

5Que no se note





A esto se le llama ser verdaderamente sutil… si no me lo cuentan, no me doy cuenta.

6Poco civismo

De este tipo de imágenes veremos varias hoy… ya os lo avisamos.

7Creo que hay que parar un momento en algún contenedor

No quiero precipitarme, pero creo que ya va tocando.

8¿Qué clase de padres son estos?

El resto de la humanidad no tiene que pagar la mala educación que le das a tu hijo o hija.





9¿Cómo anunciar que seréis padres?

Pues, gracias a esta imagen, podéis saber exactamente qué es lo que no hay que hacer.

10El tatuaje más chulo del barrio

Pero es que, de hecho, ya no se trata solo del tatuaje, sino también de las uñas. Solo esperamos que sea una especie de disfraz de Halloween… por favor.

11¿Quién ha dicho que dormir en un avión es incómodo?

Todo es cuestión de hablarlo y coordinarse con tu compañero de asiento.

12Como quien lleva un cigarro

Esto sí que es tomarse muy a pecho eso de ‘no tener complejos’.

13Ya no es solo el incivismo de este hecho



Es también el hecho de probarse ropa interior y dejarla por ahí tirada.

14¿Os preguntabais cuál era el peor tatuaje de la historia de la humanidad?

Pues solo tenéis que echarle un vistazo a las piernas de esta mujer.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguna que os haya resultado particularmente desagradable? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.