La realidad, lastimosamente, acostumbra a estar siempre por debajo de la ficción. Es verdad que, muchas veces, se dice lo contrario… pero esto es solo un mantra que nos repetimos para intentar insuflar un poco de esperanza a nuestras apagadas vidas. Lo más habitual es decepcionarse y hoy os traemos la prueba de ello. Se trata de un recopilatorio de imágenes que nos demuestran que, en la mayoría de ocasiones, lo que nos esperamos es bastante peor a lo que obtenemos en realidad.

1¿Una pizza de pepperoni?

Lo cierto es que, técnicamente, es de pepperoni… pero muy, pero que muy pillado por los pelos.

2Pilas de marca

Esto es lo que pasa cuando te dan gato por liebre. Cuando ves esto, lo único que puedes hacer es cruzar los dedos y esperar que, al menos, estén cargadas.

3Comprar cosas con taras por Internet

Compró esta tostadora a un buen precio porque tenía una ‘pequeña tara estética’. Esto fue lo que le llegó a su casa.

4Un jarrón de fresas

Lo malo es que hay más jarrón que fresas. Es normal que, tras ver esto, le pegues fuego la tienda, la verdad.

5Mira la parte positiva:




Así no engordas tanto…

6Lo que quieres…

VS lo que tienes. Tranquilo, solo tendrás que esperar un año más para poder volver a tener el pelo como antes. Tampoco es para tanto.

7Casi casi…

Esto es lo malo de que todo el mundo tenga su propia visión del mundo… que luego pasa lo que pasa.




8Cuando lo ves en la carta, la verdad es que entra solo

Pero cuando te lo sirven… Puedes estar vomitando un par de horas sin problemas.

9Cortinas negras

Encontraron una oferta de unas cortinas negras para ‘aislarse del sol’… y lo cierto es que, o el sol pegaba muy fuerte ese día… o los han estafado pero bien.

10La vida se abre camino

Pero, visto lo visto, lo mejor va a ser cerrarle la puerta.




11Bonito maquillaje

Cuando te lo pongas, serás la reina del día de los muertos vivientes. Eso te lo podemos asegurar.

12¿Querías un poco de aguacate?

Pues tendrás que volver a bajar a la tienda, porque aquí lo único que podrás hacer es chupar la semilla como si no hubiera un mañana.

13Unos post-it muy especiales







Eso sí: es mejor que no pases del primero… que la cosa se empieza a poner bastante más gris.

14¿Quieres dar un cambio radical a tu corte de pelo?

Pues haznos caso: no te compres este tinte de pelo.

15Una ración de patatas fritas




Perfecta para que te indignes y te líes a puñetazos con el encargado del restaurante.




A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguna vez os ha pasado algo así de indignante? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.