A lo largo de tu vida, seguro que has pasado por más de un momento en el que se te ha venido a la cabeza eso de «las apariencias engañan», ya sea por que te diste cuenta de algo que anteriormente te tenía confundido, o porque simplemente lo veías desde el ángulo incorrecto, cosa que es lo más normal del mundo.

Y justo de esto es de lo que venimos a hablarte hoy, de que un poco de perspectiva es precisamente lo que necesitamos en algunas ocasiones para ver que detrás de las cosas suele haber algo más.



Y es que aunque una imagen diga más que mil palabras, hay que mirarla bien.

Esto es especialmente aplicable al caso de las redes sociales, donde no paramos de ver escenas perfectas, que a veces olvidamos que se tratan de una pequeña parte del todo en el que fueron tomadas.

Un sabor que no se te quitará nunca de la boca.

Cupcakes sabor superglue. Y todo para que la fotografía quede perfecta y tengan la mejor pinta posible. ¿No es irónico? Pues en realidad esto es de lo más común dentro de la fotografía de alimentos. ¿Otro truco? Normalmente el helado de las fotografías es en realidad puré de patatas con colorante.

Elegante pero informal.

Para esos días en los que no sabes qué ponerte. Pues tiras con un poco de todo y ya está.

Tantas personas y tampoco salió una maravilla de foto.

Para que veas que ni las fotos medio buenas son de fiar.




Cuando quieres enseñar que olvidaste a tu ex con otra persona

Pero es mentira, claramente.

Sí, son de verdad…

Pero seguro que no es lo que esperabas…




De los creadores de ahogarse en un vaso de agua:

Llega bañarse en las profundidades de una orilla sucia.

Los conciertos de los pobres.

Porque sí, todos tienen derecho a disfrutar de su música y sus artistas favoritos. Aunque esto solo por aparentar es bastante triste.

Estas han sido mis vacaciones.

Con suerte dentro de unos años tendré la cabeza tan reventada que no recordaré que fue un montaje y seré capaz de creer que tuve una vida plena.

El ángulo es la clave

Seguro que ahora entiendes por qué los bajitos se hacen las fotos desde abajo…

No hace falta ser un genio para ser un gran artista.

Pero a pesar de las sabias palabras de Jordi Cruz, esta persona reúne ambas capacidades.



Sí, la postura es importante.

Y ya si contamos con el vestido, el fondo y la iluminación…

Aquí de tranquileo

…en el Leroy.

¡Que no, que no me hagas fotos ahora, cari!

Esto es lo que pasa cuando nadie te quiere.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Alguna vez has hecho una foto de postureo a este nivel de experto? Cuéntanos tu opinión en los comentarios d eFacebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).




Fuente: Difundir